Twitter trip. ¿Se lo repito?

Son máis de tuiter que de feisbuc. Probablemente, en parte, por pereza tecnolóxica, pero tamén  porque o que me chega a través do primeiro é moito máis fresco. Das redes sociais interésame a información que me achegan, que para contactar cos meus amigos  teño outros medios. E como non son un exhibicionista da miña vida privada, á suposta función social pouco caso lle faigo.

Son de tuiter ata que aparece o tuiter-trip do día para molestar. ¿Interésalle a alguén o bombardeo constante de tuits baleiros, xa que unha foto co nome do prato, tapa, produto, etc. e, como moito, o local correpondente ofrece pouca ou moi pouca información. Tuits, retuits e requetetuits todos iguais. Como escribín en Twitter hai días, semellan o anuncio televisivo dunha marca de sonotones. ¿Se lo repito?

Interesalle, claro, aos que están no allo, que para eso acompañan o tuit cunha sucesión de arrobas seguidas dos nomes dos compañeiros de excursión, facendo aínda máis insoportable a dixestión da mensaxe.

Interésalle tamén ao que paga a comida, as tapas, a excursión en definitiva, que na meirande parte dos casos descoñéceo case todo sobre comunicación e redes sociais, pero que quedou abraiado polos millóns de impactos acreditados polos seus convidados na anterior excursión, sen darse conta de que nesa cifra hai moita palla e pouco gran e incluso moitos impactados que o toman case como unha agresión. Sería interesante saber cántos unfollow reciben os participantes durante o tuiter-trip de xente abraiada polo bombardeo, xente que seguramente os volverá a seguir ao día seguinte.

Nos últimos dous ou tres anos teño sufrido (a distancia) un bo número destes eventos. Non teño constancia de que ningún deles se repetira ao ano seguinte ou pasado un certo tempo. Por algo será ¿non?.

3 thoughts on “Twitter trip. ¿Se lo repito?

  • 26 de Agosto de 2014 at 10:24 10Tue, 26 Aug 2014 10:24:02 +000002.
    Permalink

    Estoy de acuerdo contigo, pese a que yo he participado -y participaré seguramente- en eventos tuiteados hasta la saciedad. Se elige una etiqueta y a partir de ahí se hace el mayor ruido posible, incluyendo referencias o incluso diálogos vía mensaje entre los participantes. Desde luego opino que hay que repensar el formato, pues al final la repercusión y el retorno, pese a los miles o millones de impactos, son dudosos.

    Ahora también quiero decir, como curiosidad simplemente, que aunque parezca absurdo cuanto más ruido se hace en un evento más sube el número de seguidores. Siempre. Alguno, residual, deja de seguir. Pero principalmente lo que se consigue es aumento de seguidores de manera proporcional a la cantidad de ruido.

    Un abrazo. Me alegra que vuelva a activar usted el blog. Y que sea todo lo corrosivo que se le antoje.

    Apertas

    Manuel Bustabad

    Reply
  • 26 de Agosto de 2014 at 11:06 11Tue, 26 Aug 2014 11:06:02 +000002.
    Permalink

    Me confirmas lo dicho en el tercer párrafo. A quien más le interesa es a los tuiteros participantes, que ganan seguidores.
    Lo que se le “vende” a los “paganos” es que son ellos los que van a ganar en popularidad y clientes. Cosa que parece que no sucede, porque si les compensase repetirían.

    Reply
  • 26 de Agosto de 2014 at 11:59 11Tue, 26 Aug 2014 11:59:29 +000029.
    Permalink

    Es que muchas veces el tuitero está más pendiente de su imagen pública que de aprender sobre el destino o sobre el producto. Sobre todo porque las agencias que lo organizan muchas veces buscan más el efecto redes sociales que la creación de contenido posterior o al menos se conforman con ello.

    Sí hay eventos que repiten porque sí hay eventos que se hacen bien, pero normalmente no es por el ruido en redes sociales, si no porque además de ese ruido se consiguen otros objetivos y otro tipo de difusión posterior. Y además porque tiene coste moderado (lo de que sea barato ya es otra historia).

    Manuel Bustabad

    Reply

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *