Saña

© Colineta, 19-11-2008.- Descoñezo, como case todo o mundo, os criterios da Guía Michelín para outorgar as súas estrelas. Vaia iso por diante.

Pero teño a sensación de que con Toñi Vicente a guía se pasou dous pobos, porque me contan que Toñi non so perde a súa estrela senón que ademais desaparece literalmente da guía. Para Michelín 2009, Toñi Vicente non existe, e non se me ocorre máis razón para este tratamento que o problema habido coas vieiras furtivas.

Certo que se trata dun asunto importante. Certo que anda polo medio a seguridade alimentaria, algo no que ningún restaurante pode descoidarse. Pero non menos certo é que o único que distingue o caso de Toñi do de outros moitos é que os pecados dela saíron en portada de numerosos medios de comunicación e os dos demais non.

E, que queren que lles diga, eu sigo con grandes dúbidas sobre o emprego de aditivos na cociña, por moito que algúns me vaian contestar que se trata de produtos legais e admitidos pola normativa, cousa que é certa, pero non menos certo é que a normativa de aditivos se refire ao seu uso pola industria e non nas cociñas dos restaurantes.

Se o problema de Toñi coa seguridade alimentaria é causa suficiente para borrala do mapa, deberían comezar a suar os cociñeiros que empregan faba tonka nas súa sobremesas. É moi fácil atopar o texto legal que di taxativamente que o seu uso, e o da cumarina que contén, está absolutamente prohibido polos seus efectos anticoagulantes. Eu busquei a norma que anule esa prohibición e non din con ela. Pero cada día atopo máis faba tonka na miña sobremesa. Sorte que non teño problemas de coagulación

ACTUALIZACIÓN: La Voz de Galicia publica un titular no que di “Toñi Vicente pierde su única estrella pero permanece en la Guía Michelín” mentres no texto din que ademais de perder a estrela desaparece da guía.

No texto hai un enlace coa información na que se daba conta da detención da cociñeira. É a primeira vez que vexo un enlace dentro dunha información de La Voz de Galicia.

4 thoughts on “Saña

  • 20 de Novembro de 2008 at 01:08 01Thu, 20 Nov 2008 01:08:43 +000043.
    Permalink

    Hola Miguel, lo que ha sucedido es que la Guía se puso en contacto en su momento con la cocinera para hacerle saber las novedades sobre la edición de 2009. Esta, a la que la noticia no la cogió por sorpresa, les planteó que de perder la estrella, desearía abandonar también cualquier otra mención al restaurante por parte de la guía. Es decir, o la estrella Michelín, o si se pierde (como fue el caso) rechazar cualquier otra consideración inferior.
    Sea como fuere, se trata de una muy mala noticia para la gastronomía compostelana. Yo las cada vez menos veces que he ido al Toñi, sólo veía viejos extranjeros que venían con toda seguridad, o remitidos por la Michelín, o por el Hostal u hoteles de cinco estrellas y ahora su restaurante se resentirá. Creo que es momento, tal y como hizo Marcelo hace unos meses, de cerrar una larga temporada, replantearse el futuro y hacer un buen plan de trabajo para os próximos 2-3 años.
    Un fuerte abrazo para ti, Toñi Vicente, conocedor como soy de lo sensible que eres, espero que olvides pronto este ‘annus horribilis’ y pronto renazca tu pasión y buenhacer de nuevo con fuerza.

    Reply
  • 24 de Novembro de 2008 at 10:53 10Mon, 24 Nov 2008 10:53:19 +000019.
    Permalink

    Una de las claves de la guía es que no hacen públicos sus criterios, con lo cual hacen y deshacen a su antojo según les plazca, y nadie tiene derecho a réplica.

    Otra cosa es el caso de Toñi Vicente, a la cual la perdida de la guía le va suponer una merma importante en los ingresos.

    Pero a mayores el escandalo en el que se vió envuelta, sea culpable o no, el daño ya está hecho.

    Estoy de acuerdo con Rucio, deberia pasar la llave una temporada, borrón y cuenta nueva …

    Reply
  • 24 de Novembro de 2008 at 11:02 11Mon, 24 Nov 2008 11:02:18 +000018.
    Permalink

    Lo que me preocupa del caso Toñi es que la estamos declarando culpable antes de que hable el juez, que en realidad es el único que conoce la realidad y el único capaz de declararla culpable o inocente. No sería la primera vez que después de destrozar entre todos la vida de una persona, acaba demostrándose que es inocente. Y en el caso de Toñi no solo es su vida la afectada, sino la de todos los que trabajan con ella, y sobre cuya inocencia no hay ninguna duda.

    Reply
  • 24 de Novembro de 2008 at 22:41 10Mon, 24 Nov 2008 22:41:04 +000004.
    Permalink

    Totalmente de cauerdo Colineta, pero la declaren como la declaren, el daño ya está hecho !

    Reply

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *