Unha cunca de bo Ribeiro

RúaMezcla gallego y castellano y este hecho más un acento raro deja entrever que no se trata de un natural de Galicia. Habla en la radio sobre su taberna, en la que sigue vendienco tazas de vino porque es una tradición que le gusta y le disgusta ver cómo se pierde irremediablemente.

Escuchándolo concuerdo en la pena que supone perder lo que durante mucho tiempo fue señal de identidad de los gallegos acodados en la barra de la taberna y pienso si no queda en el país un vino razonable que pueda servirse en taza sin caer en aquella purrela ponzoñosa de antaño. Habría que darle unas vueltas a este asunto.

Como voy en el coche, camino de la comida organizada en Cambre por la asociación de sumilleres Gallaecia, estoy a punto de parar en un momento en que la sintonía de la radio parece que se va. Pero rápido se recupera y sigo escuchando las razones de Mohamed, un marroquí de Tánger, para estar en Galicia y servir vino en taza. El caldo gallego no le va mucho, asegura, pero veo como le brillan los ojos cuando habla del marisco.

  • ¿Y cómo le vió usted los ojos si dice que lo iba escuchando por la radio?
  • Hombre Filomeno, usted siempre a la que salta. Eso es una licencia poética, pero lo cierto es que las palabras de Mohamed se vuelven más cálidas y vibrantes cuando habla del marisco
  • Ya¡

Pues Mohamed, Moja para su público tabernario, regenta uno de los reductos compostelanos de la taza: el bar Calpe. Situado en un pequeño callejón a la entrada de la ciudad vieja, raro es el turista que pasa por allí. Yo hice un día la foto que ilustra el post sin conocer la historia de Moja… cualquier día de estos paso a tomarle «unha cunca de bo viño do Ribeiro«. Palabra.

Otras tabernas:

3 comentarios sobre “Unha cunca de bo Ribeiro

  • el 18 de marzo de 2009 a las 21:39 09Wed, 18 Mar 2009 21:39:09 +000009.
    Permalink

    Os meus avós viven a 50 metros e os meus tíos, que son dez irmáns (nove varóns), nas xuntanzas familiares tiñan un percorrido que ía desde a Praciña de Fonterrabía, no desaparecido San Rafael, ó Bar Club, xa na Rúa do Peso, o Calpe e o tamén desaparecido Buraquiño. E de alí, percorrido á inversa de tazas polo Buraquiño, o Calpe, O Club e o San Rafael de volta á casa.

    Non sei se seguirá a ser habitual, pero falaban estupendamente da súa tapa de empanada.

    Respuesta
  • el 18 de marzo de 2009 a las 22:57 10Wed, 18 Mar 2009 22:57:36 +000036.
    Permalink

    El regalo del ejemplar que sea firmado, no?

    Me encanta la idea de participar en sorteos de esta manera, sin 906 ni cosas de esas.
    Abrazso

    Respuesta
  • el 19 de marzo de 2009 a las 00:13 12Thu, 19 Mar 2009 00:13:35 +000035.
    Permalink

    Pues no se quien va a firmar el libro, porque yo no tengo nada que ver con la edición del mismo.

    Respuesta

Responder a Gourmetdeprovincias Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *