La joya del Forum

Fue el momento más esperado del Forum y cuando se abrieron las puertas de la Sala Cambra todos queríamos estar en la lista de los elegidos, unos porque ya habíamos estado en la sesión de 2007 (Six vins sentits) y otros porque habían escuchado hablar de aquel momento maravilloso.

Josep Roca, Pitu, sumiller con alma de performance estaba a punto de subir al escenario para ofrecernos un nuevo espectáculo donde el vino se convierte en mucho más que un alimento o una bebida y se transforma en arte de la mano de la música y la imagen.

Si Six vins sentits fue un espectáculo fundamentalmente visual y auditivo, con presencia sobre el escenario de un cuarteto de cuerda, Vida-vi, la sesión de 2009, apeló además a los sentimientos más profundos y acabó convertida en un homenaje a María, miembro de la familia Remírez de Ganuza, fallecida recientemente. Josep Roca abrió la caja de sus sentimientos más personales sobre el escenario y consiguió conmover a todo el público, que finalizó la sesión con una ovación, puestos en pie, mientras sobre el escenario Roca estaba acompañado de algunos de los productores de los vinos que acabábamos de catar, como los Remírez de Guzmán, o músicos como Lluis Llach. Creo que esa ovación fue dirigida a Roca y a la memoria de una María que muchos nunca conocimos, pero creo también que todos teníamos a flor de piel a nuestros propios ausentes.

Con vino, música e imagen Josep Roca nos hizo vibrar. Algunos ojos brillaban en la penumbra de la sala. Algunos ya pueden decir que estuvieron allí, otros que lo hicimos dos veces. Y otros tendrán que esperar a 2011 para emocionarse escuchando a un genio del vino y el escenario.

En la sesión catamos Aigua de Llum, Pur Sang, María Remírez de Ganuza, Coliseo e Initiale Bru,así como un borgoña Chambolle Mussigny cuyo nombre no pude apuntar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *