Vuelve la lamprea

Vendedor de lampreasCon el comienzo del año llega la primera noticia, diferida, del cuco. Don Álvaro Cunqueiro, al que ya notarían que reverencio, daba todos los años noticia, en sus artículos periodísticos, de la llegada del cuco a Galicia, y con él la primavera y el final, eso dicen, de la temporada de la lamprea.

Hoy, 2 de enero, se abre oficialmente la temporada de captura de lampreas en el final del río Ulla, para en semanas posteriores irse abriendo las otras zonas lampreeiras de este río y los del sur de la provincia de Pontevedra, con el Miño a la cabeza, que es el gran río lampreeiro de Galicia.

Todos los interesados por el mundo de la lamprea tienen el deber de peregrinar, una vez por lo menos, a Arbo, que se autotitula «capital de la lamprea» y no le va mal el lema. En el Centro de Interpretación del Vino y la Lamprea se pueden ver una imágenes ciertamente insólitas de este animal, poco conocido por todos. Me parece a mi que dicho centro esta poco y mal aprovechado por la escasez de contenidos, pero el video que proyectan allí es ciertamente interesante. Después no debe faltar a su cita con las pesqueiras. Dicen que en Arbo hay más de 200 y algunas de ellas están al lado mismo de la villa, en la zona donde construyeron el puente internacional que comunica Galicia y Portugal, recién convertidas por mí en escenario de una leyenda imaginada. Un pequeño paseo fluvial recorre el margen del río y desde él el acceso a las pesqueiras es muy sencillo, sin necesitar ninguna habilidad especial se pueden pisar esas piedras que llevan siglos sirviendo para capturar el pescado, tantos que algunos les atribuyen orígenes romanos.

Visto el centro de interpretación y las pesqueras, y siendo temporada de lamprea, son muchos los restaurantes de la zona donde la sirven, y para eso existe la «ruta de la lamprea» profusamente anunciada por la villa. En Arbo se come la lamprea a la bordelesa y también seca y curada, que permite disponer de ella durante todo el año.

En las orillas del Ulla no se estila la lamprea curada, siendo la bordelesa el plato estrella y el timbal de lamprea, antaño común y hoy casi exclusivo de Chef Rivera, la preparación más destacada. Pero hay muchas otras maneras de cocinar la lamprea en Galicia, recetas populares unas y otras de autor, como demuestra el propio Rivera en el menú exclusivo de lamprea que prepara todos los años.

También los interesados en la lamprea tienen cita en su librería, ya que a finales de 2008 salía de la imprenta el libro de Miguel Piñeiro «Lampreas e pesqueiras» (Editorial Galaxia), que recomiendo a los lectores en gallego y a quien, sin prejuicios, no tenga miedo de leer en nuestro idioma aun sin conocerlo a fondo. Hay libro para todos: los amantes de la historia, de la geografía, de la pesca y de la gastronomía. Y los amantes de la recetas encontrarán aquí algunas muy interesantes y populares, que demuestran que la lamprea no solo sirve para hacer a la bordelesa.

No sé lo que tardará en llegar la primera lamprea a las redes de los valeiros, el colectivo de pescadores de Pontecesures que primero salen en su captura, pero les aseguro que tendrán buena noticia de ella a través de los periódicos, como ya pasó en 2008. En aquel entonces, en compañía de algunos amigos, tuve el privilegio de comer la primera lamprea del año.

Última cena

3 comentarios en “Vuelve la lamprea

  • el 02 de enero de 2009 a las 20:25 08Fri, 02 Jan 2009 20:25:30 +000030.
    Permalink

    Supoño que xa a coñeces, pero por si acaso, non deixes de probar a lamprea de Casa Ramallo.

    Respuesta
  • el 09 de enero de 2009 a las 20:24 08Fri, 09 Jan 2009 20:24:24 +000024.
    Permalink

    En el restaurante El Refugio, en Oleiros, en una ocasión comí un carpaccio de lamprea exquisito, no sé si lo escabechaban o congelaban la lamprea, pero lo mejor fue comerlo en verano.

    Respuesta
  • el 09 de enero de 2009 a las 20:44 08Fri, 09 Jan 2009 20:44:06 +000006.
    Permalink

    El entorno de Ulla (Padrón, Valga, Catoira, Pontecesures, Rois, Santiago) y la zona de Arbo son los dos grandes referentes de la cocina de la lamprea. Pero junto a los muchos restaurantes de esas dos zonas que cocinan la lamprea siempre hay que poner El Refugio (Oleiros), que no está en zona de lamprea pero bordan ese carpaccio de lamprea escabechada, en el que además el aspecto serpentiforme del bicho desaparece, cosa que agradecen mucho los que gustan de la lamprea pero tienen fobia a las serpientes.
    Una buena recomendación, Rosa.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *