Historia blogastronómica

Hoy vió la luz la última aventura gallega en el mundo de la comunicación, el Xornal de Galicia, a quién dios guarde muchos años aunque no nace en el mejor momento económico y, no nos engañemos, detrás de todo periódico hay una empresa, y los empresarios de la comunicación buscan influencias y dinero, no sé si por este orden o por cualquier otro.

Compré el Xornal a primera hora y le eché un vistazo detenido a todo lo que me pareció interesante, porque como en todo primer número hay mucho de felicitaciones para el recién nacido y sus papás.

Ma decepcionó no encontrar una sola referencia a un sector tan importante para Galicia como es el gastronómico. Nuestro sector primario, agrario y pesquero, tiene aún un peso muy grande en la economía gallega. Y no digamos la hostelería y la gastronomía como motor turístico. Pues nada, ni una palabra al respeto, ni un cocinero entre los muchos nombres que aparecen a lo largo de alrededor de 160 páginas, entre periódico y cuadernillo de lanzamiento.

Hace un momento Makeijan me sacó del error. Una doble página a la que no hice mucho caso habla de los «Roteiros pola historia de Galicia». El roteiro gastronómico nace en el siglo XVII con la industria conservera y sigue con la publicación de La Casa de Lúculo (Julio Camba), La Cocina Gallega (Alvaro Cunqueiro), el primer restaurante de Toñi Vicente, la creación de las denominaciones de origen Rías Baixas y Ribeira Sacra, la publicación de A lume lento (Xavier Castro) y el nacimiento del Grupo Nove, para finalizar en el siglo XXI con el nacimiento de los Blogogastrónomos, que fue como nos denominamos al inicio para definitivamente rebautizarnos hace meses como «blogastrónomos». Hace unos días la publicidad del periódico prometía «retraso cero».

Que nos consideren «historia» no sé si me alegra o me preocupa

Ilustración tomada de Another Cow In The Corn

Un comentario sobre “Historia blogastronómica

  • el 09 de diciembre de 2008 a las 18:47 06Tue, 09 Dec 2008 18:47:01 +000001.
    Permalink

    Xa me preocupará cando estea no século XXII (se chego aló) 😉

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *