Once días de carne

De Colineta

Los españoles consumen carne una media de 11 días al mes, mientras que fiambres, embutidos y/o jamón curado lo hacen una media de 10,8 días al mes, tal como se desprende de un estudio realizado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través del Observatorio del Consumo y la Distribución Alimentaria, del mes de septiembre.

Carnes

El estudio señala que un 25,4% de los encuestados manifiesta consumir carne casi todos los días y un 64,5% dos o tres veces por semana. En el extremo opuesto, un 0,4% la consume muy esporádicamente. Por edad, los consumidores entre 36 y 45 años son los que con más frecuencia la toman y los mayores de 65 los que menos. Los compradores valoran principalmente, el precio y la calidad, seguido del aspecto del producto, las propiedades nutricionales y la procedencia. La marca solamente es tenida en cuenta por el 15,6% de los compradores.

En cuanto al establecimiento donde se compra carne, los principales factores que determinan la elección del consumidor son la confianza en el vendedor, la calidad de los productos y los buenos precios, por este orden.

Un 83,9% de los compradores prefieren comprar la carne al corte en venta asistida en mostrador y afirman comprarla habitualmente de esta forma. Sin embargo, hay compradores que se decantan por comprar la carne en barquetas, principalmente, porque ahorran tiempo.

Sobre el etiquetado el estudio señala que los que más valoran este aspecto son los compradores más jóvenes, menores de 45 años, y aquellas personas que compran habitualmente la carne embarquetada. Otro aspecto, es que una vez adquirido el producto, la mayoría de los compradores acostumbra a consumir una parte en el mismo día y congelar el resto de la compra.

También el estudio indica que la confianza en los platos preparados a base de carne y envasados por la industria y en los alimentos cárnicos preparados en la carnicería es todavía baja, especialmente entre las mujeres y las personas de más de 45 años.

Fiambres y embutidos

La confianza en el vendedor, calidad de los productos y buenos precios son, por este orden, los principales factores que determinan la elección del establecimiento para comprar fiambre, embutidos y jamón curado.

La mayoría de los consumidores, el 70,7% prefieren comprar los fiambres, embutidos y jamón curado al corte porque transmiten mayor confianza y mejor calidad y este formato permite adquirir la cantidad exacta de producto que se necesita. En cuanto al tipo de corte, los españoles prefieren que el jamón se corte a cuchillo y los fiambres y embutidos a máquina.

Una vez adquiridos los fiambres, embutidos y/o jamón curado, la mayoría acostumbra a consumirlos en los 2/3 días siguientes a la realización de la compra. En la elección final del producto intervienen, principalmente, el precio y la calidad. Se solicita asesoramiento del charcutero cuando se adquieren piezas enteras o cuando aparece un producto novedoso en el mercado.

Asimismo, en el estudio se manifiesta que un 32,3% de los encuestados, consume estos productos casi todos los días y un 44,8% dos o tres veces por semana. En el extremo opuesto, un 1,4% los consume muy esporádicamente. Por sexo, los hombres consumen algo más que las mujeres y por edad, a medida que disminuye ésta aumenta el consumo.

El etiquetado de los fiambres, embutidos y/o jamón curado se considera importante. Esta valoración es mayor entre las mujeres que entre los hombres. La principal información que se consulta en los embarquetados es la fecha de caducidad, grasas, calorías y peso.

Los precios de estos productos se consideran algo caros, en una escala de 0 (muy caros) a 10 (muy baratos) se le otorgan puntuaciones de 4,5 (fiambres), 4,2 (embutidos) y 3,4 (jamón curado).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *