El misterio de los santiaguiños estivales

¿De dónde procedían los santiaguiños que supuestamente se prodigaron en el verano gallego?. En la foto una cigala real, procedente de Senegal (comparen su tamaño con el de la mano)

Hace días leía que este verano hubo mucho santiaguiño en Galicia y la noticia me llamó la atención, sabedor como soy de que se trata de una especie que si no está en vías de extinción poco le falta, lo que significa dos cosas: la época de capturas es muy limitada y la cantidad de santiaguiño que se coge muy pequeña. Así que tal abundancia me llamó la atención. Y decidí mirar datos, buscar y hablar con gentes varias.

Lo primero fue comprobar cuál es la época de capturas en Galicia. Yo recordaba que en otro tiempo solo era hábil el mes de julio, pero rápidamente pude ver que la cosa había cambiado y en 2008 en Galicia solo se podrá pescar santiaguiño entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre, exactamente lo mismo que sucedió el año pasado.

Según los datos estadísticos de la Consellería de Pesca de la Xunta de Galicia, en 2007 se capturaron en toda Galicia un total de 1.313 kilos de este marisco, siendo las lonjas de Fisterra (360,25 kilos) y A Coruña (330,50 kilos) las que mayor cantidad de santiaguiño subastaron. Además de ellas, solo superan los 100 kilos las lonjas de Malpica, Burela y San Cibrao, y en algunos puertos las ventas se cuentan en gramos: 300 gramos en la lonja de la cofradía de O Grove. Me llamó la atención la enorme diferencia en los precios conseguidos en la subasta: entre 10 y 147 euros el kilo.

Me sugieren la posibilidad de que este verano se hubieran vendido santiaguiños de la pasada campaña que se habrían mantenido vivos en cetárea. Las capturas son tan escasas que me parece imposible que superen la Navidad, y además ocho meses de cetárea seguro que cansan a cualquier crustáceo. Así que llamo a la cofradía de Fisterra y pregunto.

Por allí no vieron santiaguiño en verano y no saben de donde pudo llegar, pero lo que sí tienen bien claro es que en la cetárea pueden aguantar algunos días, incluso semanas, pero nunca ocho meses.

En internet encuentro algunas páginas que ofrecen santiaguiños, pero en conversación telefónica me indican que en esta época no hay, hasta que llego a todomariscos, que sí los tienen pero de inmediato aclaran que no son de aquí.

La respuesta a la pregunta sobre su origen me sorprende: Senegal. Mi interlocutor me explica muy amablemente que tiene viveros en el país africano y que se trata de un marisco distinto de los santiaguiños gallegos, mucho más grandes (prácticamente como una langosta) y de muy buena calidad. En su web se identifican como “cigala real”.

También tiene viveros en Portugal y de vez en cuando trae santiaguiños de este país. Me asegura que los portugueses son iguales que los gallegos, pero que hay muy pocos. Portugal no tiene veda.

El responsable de esta empresa me pone sobre otra pista; un vivero de Luarca siempre tiene este marisco.

Y miren por donde, resulta que en Salsa de Chiles Carlos Maribona habla del lugar y de los santiaguiños que comió este verano. Se trata de la cetárea Sport, a la que llamo de inmediato y me indican que en estos días no hay porque no se está capturando nada y que durante el verano sí tuvieron pero poco, como siempre.

Compruebo los datos estadísticos asturianos. Según la Dirección General de Pesca del Principado de Asturias en todo el año 2007 se capturaron en esa comunidad 1.055,85 kilos de santiaguiño. Hay capturas todos los meses del año, por lo que supongo que en la comunidad vecina, como en el caso portugués, no hay veda.

Por lo que respeta a 2008, de enero a julio en Asturias se capturaron 427,68 kilos de santiaguiño (en julio 41,14 kilos y de agosto aún no hay datos).

Queda claro que si en verano hubo “mucho” santiaguiño en Galicia no era gallego, ni asturiano ni parece que portugués. ¿De donde diantres era entonces?. La web de la Junta de Andalucía no me devuelve datos sobre las capturas de santiaguiños (que sí aparecen entre las especies subastadas en las lonjas andaluzas), así que me quedo con la duda, aunque no creo que sea Andalucía una gran productora de estos crustáceos. Lo que sí aprendo es que tanto en Asturias como en Andalucía, y naturalmente en Galicia, el Scyllarus arctus lleva el galeguísimo nombre de “santiaguiño”.

Como en vez de despejar dudas sobre los santiaguiños estivales cada vez se hacen más grandes decido mirar los libros: “Guía de los mariscos de Galicia”, de Rosa Ramonell, editada por Galaxia. Cuenta que este crustáceo vive en el Atlántico Oriental, desde el sur de las Islas Británicas hasta las Azores. Y también en todo el Mediterráneo. ¿Llegarían los de este verano de Marruecos o Túnez?. Seguiremos preguntando.

NOTA FINAL: Cuando estoy mirando la guía escucho voces debajo de ella. Y en vez de llamar a la CNN para venderles la exclusiva del libro que habla, armando de rigor científico levanto la guía y veo que está sobre mi teléfono móvil. En la pantalla dice: Marcelo Tejedor (se ve que el libro se apoyó sobre la tecla de llamada y repitió la última que yo había hecho). Así que hablo con Marcelo sobre santiaguiños y le cuento de los senegaleses, que él identifica de inmediato como las cigalas reales que comía en Francia. “Son todo un espectáculo y además riquísimas”, asegura.


Un comentario sobre “El misterio de los santiaguiños estivales

  • el 15 de septiembre de 2008 a las 16:59 04Mon, 15 Sep 2008 16:59:13 +000013.
    Permalink

    Buenísimo tu estudio. Asi da gusto que se eche luz sobre las cosas. Hablar basándose en rumores es fácil, pero contrastar los datos, pocos lo hacen.
    Sigue echándonos luz a los ignorantes en el tema.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *