Canadá declara peligroso un componente de los envases plásticos

Según leo en consumaseguridad, uno de los canales electrónico del grupo Eroski, las autoridades sanitarias de Canadá acaban de declarar el bisfenol A cómo sustancia peligrosa para la salud. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ya anunció que va a revisar su postura respeto de este elemento, que por el momento es de uso legal.

El disfenol A está en la composición, entre otros, de biberones infantiles, materiales de envasado fabricados con policarbonatos, botellas de agua, recubrimiento interior de latas de conserva, etc. Evidentemente no todos los envases citados tienen porque contener disfenol A y las autoridades canadienses parecen actuar por prudencia ante posibles efectos negativos.

Casos como este se dan continuamente en la industria agroalimentaria. Las nuevas técnicas, los nuevos aparatos, los nuevos conocimientos permiten cambiar de idea de un día para otro y lo que ayer se consideraba inocuo hoy es peligroso.

El conocimiento de la alimentación y todo aquello que lo rodea avanza cómo todas las ciencias. Todavía recuerdo que cuándo era niño mucha gente moría de una enfermedad hoy desconocida: el “de repente”. Una enfermedad que desapareció cuando la gente comenzó a escuchar hablar del infarto, por ejemplo.

¿Imaginan ustedes la que se iba a armar si cualquier día nos llega otra noticia como la del bisfenol A pero protagonizada por la metilcelulosa?. No me cansaré de decir que en estos asuntos hay que ser muy comedido, pero cada día veo más imprudentes en la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *