Aceite y dudas

Acabo de escuchar las últimas noticias sobre el tema del aceite de girasol y no puedo quitarme de la cabeza a un ministro de Sanidad, gallego, que para quitarle hierro al problema dijo que estaba causado por un “bichito” tan pequeño, tan pequeño que si caía de la mesa se rompía. Al final el bicho creció como los “hilillos” de chapapote del vicepresidente del Gobierno Mariano Rajoy y acabó convertido en la mayor intoxicación colectiva de la historia de España. No sé cuantos muertos y tullidos causó aquel aceite de colza adulterado, pero la manera de tratar el problema por parte de las autoridades fue muy semejante a la actual.

Esta vez parece que el problema está identificado, pero las interrogantes son muchas. A Bernat Soria, ministro de Sanidad y Consumo, se le llena la boca diciendo que todo el aceite de girasol hoy a la venta en España está libre de toda sospecha. Vale. ¿Y los que compraron aceite el viernes pasado qué tienen que hacer con él?. Silencio. ¿Desde cuando está en los supermercados el aceite adulterado? Silencio. ¿Llegó a la industria alimentaria?, ¿Son seguras las conservas, el pan de molde, los “cruasáns”, las gominolas y tantos otros alimentos que se elaboran con aceite de girasol?. ¿Cuánto aceite adulterado entró en España y cuanto retiraron en este fin de semana?, o dicho de otra manera ¿cuánto aceite adulterado está en paradero desconocido?. ¿Cuántas y cuáles son las marcas que importaron ese aceite de entre las 800 que se comercializan en España?.

Y por último ¿está el ministro seguro del que dice o puede salirle el “bichito” por la culata como a Sancho Rof?.

Actualización (29 abril). Ta está en la web de Sanidad la lista de las primeras marcas de aceite que el ministerio certifica que no tienen problemas, pero seguimos sin saber nada sobre el aceite vendido antes del fin de semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *