La era del trampantojo

Al pan, pan, y al vino, vino. Y si el pan y el vino se juntan tenemos sopas de caballo cansado, torrijas de vino… tradicionalmente a cada producto se le dio su nombre.

Pero ahora cualquier cosa es un capuchino, por ejemplo. Basta con que vaya en taza y tenga una parte superior blanca y otra inferior oscura. ¿Tan difícil es darle nombres nuevos a las nuevas recetas y evitar confusiones innecesarias?.

Algunos demuestran una gran creatividad en la cocina y una falta absoluta de imaginación para nombrar sus creaciones. Parece que estamos en la era del trampantojo, aparentar lo que no es.

Un comentario sobre “La era del trampantojo

  • el 13 de agosto de 2014 a las 16:21 04Wed, 13 Aug 2014 16:21:11 +000011.
    Permalink

    Ainda quen non sexa un trampantojo, tamén está a manía de chamar como un plato xa existente a outro que medio se pode parecer. Coma cando lle din “risotto” a calquiera preparación de arroz que esté medio caldosa ou cremosa.

    Suscribo o dito.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *