Estrellas que nos dejan medio satisfechos

La noche de las estrellas Michelín dio satisfacción a la mitad de los deseos mayoritarios de los gallegos que siguen interesándose por lo que sucede en el entorno de la guía roja: Culler de Pau consiguió su estrella y Pepe Solla tendrá que seguir esperando por la segunda.

Había muchos más deseos, claro está. Los de todos aquellos que consideran que su propuesta culinaria merece estar en la guía roja y los de sus seguidores que las reclaman. Y los de quienes pensamos que en Galicia hay cocina suficiente para que el número de estrellados creciera en mayor cuantía o que vemos como Michelín se olvida un año tras otro de nuestra cocina más tradicional para centrarse exclusivamente en la meritoria labor de los cocineros más innovadores.

Pero los gallegos somos gente sensata y conocemos el circo de las estrellas mejor de lo que parece. Por eso la mayoría estaba convencida de que solo podíamos aspirar a las estrellas de Olleros y Solla. Conseguimos la mitad de lo que creíamos posible, que no es poco. Y hoy Galicia tiene más estrellas que nunca y por segundo año bate su record.

El año que viene iremos a por la docena, que sí es docena de cura, es decir, trece estrellas, mejor.

3 comentarios sobre “Estrellas que nos dejan medio satisfechos

  • el 23 de noviembre de 2012 a las 14:14 02Fri, 23 Nov 2012 14:14:24 +000024.
    Permalink

    Chamoume moito a expresión de “ducía de cura”, non sei se é un dito tradicional ou é túa, pero se non che parece mal, pois vouna gardar a ver se a dou usado algunha vez!

    Respuesta
  • el 24 de noviembre de 2012 a las 13:17 01Sat, 24 Nov 2012 13:17:38 +000038.
    Permalink

    O da ducia de cura leínllo a Camilo José Cela. Non creo que nos reclame por usala.
    Chef Rivera contoume que Cela, moi amante das ostras, chámoulle un día a atención públicamente no comedor do restaurante. “José Antonio, estas ostras están mal” lle dixo en voz o bastante alta para que o escoitara todo o mundo.
    Cando Chef Rivera se achegou para asegurarlle que eran fresquísimas Cela sigueu en voz alta: “Están mal contadas, hay trece”. A el tamén lle servían ducias de cura.

    Respuesta
  • el 25 de noviembre de 2012 a las 16:43 04Sun, 25 Nov 2012 16:43:52 +000052.
    Permalink

    Un saludo cordial don Miguel.
    La cocina tracional gallega con estrella esta en Madrid.Aqui es la “franquicia” la que “dirige y sugiere ” a los inspectores.
    un saludo cordial quique martinez.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *