[lang_gl]Olivas[/lang_gl][lang_es]Aceitunas[/lang_es] de Monterrei

Aceitunas

Fue una muy grande y muy agradable sorpresa abrir el tarro de aceitunas de la fotografía y meter una en la boca. Un producto muy destacable: aceitunas de gran tamaño, con un delicioso aderezo, muy dulces, con el punto justo de sal… y encima son gallegas, de las tierras de Monterrei, según reza en la etiqueta.

Son tan buenas, pero tan, tan buenas estas aceitunas que me costó aceptar que en Galicia se pudiese producir una aceituna de mesa de sus características y llamé a quien me lo podía contar todo: el productor.

Hubo una segunda sorpresa. Detrás de la marca Eidos de Iria está un periodista ourensano, que durante años fue una de las caras de los deportes en el extinto canal CNN: Pepe Barroso.

Hace siete años, Barroso hizo una plantación de olivos en Monterrei, de las que quedan unos 7.047, después de que le robasen un par de docenas de ellos. Plantaron olivos con tres años de vida, por lo que ya cumplieron un decenio, prioritariamente de una variedad que inicialmente Barroso se niega a desvelar y que finalmente dice que procede de Italia, en concreto de Calabria. Dejamos ahí la cosa porque a mí lo que me interesa es la aceituna después de sacarla del tarro.

A la plantación se unirá otra de 210 olivos en el Xurés, espacio poco adecuado para este fin, según Barroso, a causa del enorme minifundismo reinante, por lo que los 210 olivos se reparten en diversas fincas con entre 15 y 30 árboles. En la preparación de la tierra para estas plantaciones colaboró otro singular productor del Xurés, Antonio Dacuña, productor de quesos de cabra, que proporcionó el abono.

La mayor parte de la producción de Eidos de Iria se destina a aceitunas de mesa. En la última cosecha fueron 11.400 kilos a este fin, mientras solo produjo poco más de 4.700 litros de aceite.

Barroso es consciente de que las aceitunas son su joya. “El aceite no aporta nada diferente de cualquiera otro aceite de oliva de calidad, salvo que es gallego. Pero las olivas tienen una calidad excepcional“.

En Galicia ni hay almazaras en las que elaborar el aceite ni tradición, por lo menos reciente, de elaboración de aceitunas, por lo que en la última cosecha el aceite se hizo en Huesca y las aceitunas en Madrid, donde reside Barroso. Este año el aceite también se hará en Madrid.

Según Barroso, la fórmula del aderezo de las olivas procede de un cocinero que prefiere seguir en el anonimato, pero que no es gallego. Y sólo lleva vinagre, pimentón, pimiento, ajo y orégano, así como “zumo de anchoa” que es cómo, desafortunadamente en mi opinión, denominan en la etiqueta al aroma artificial de anchoas.

El tarro de 450 gramos de producto escurrido me costó 3,75 euros. Si encuentran alguno no lo dejen escapar, que por el momento la última cosecha está agotada.

5 comentarios sobre “[lang_gl]Olivas[/lang_gl][lang_es]Aceitunas[/lang_es] de Monterrei

  • el 12 de septiembre de 2012 a las 11:48 11Wed, 12 Sep 2012 11:48:48 +000048.
    Permalink

    HOLA MIGUEL.
    SOY UNA GALLEGA QUE VIVE EN MADRID. CUANDO COMPRÉ ESTAS ACEITUNAS Y LAS PROBAMOS VIENDO A ESPAÑA GANAR LA EUROCOPA, TODOS NOS QUEDAMOS MARAVILLADOS. EN UN VIAJE RECIENTE AL GÊRES GALLEGO, UN VECINO NOS MOSTRÓ TODAS LAS PARCELAS MINIFUNDISTAS CON LOS OLIVOS DE ESTA EMPRESA Y QUEDAMOS PRENDADOS…ADEMÁS DE LO BUENAS QUE ESTÁN, DONDE LAS PRODUCEN Y CÓMO ES TAN ESPECTACULAR QUE NO TIENEN PRECIO

    Respuesta
  • el 17 de septiembre de 2012 a las 15:14 03Mon, 17 Sep 2012 15:14:37 +000037.
    Permalink

    Miguel, olvidas lo más importante: ¿dónde encontramos esto? Danos pistas, anda.

    Un abrazo

    Manuel Bustabad

    Respuesta
  • el 17 de septiembre de 2012 a las 16:45 04Mon, 17 Sep 2012 16:45:41 +000041.
    Permalink

    Gracias, Cuina Cinc.
    Manuel, las de la foto las compré en la plaza de abastos de Santiago. Un puesto en el extremo de una de las naves, hacia Santa Clara. Por lo que me dijo Barroso en origen están agotadas y no habrá hasta octubre, pero en la plaza quedaban más.

    Respuesta
  • Pingback: Aceitunas – Sin Objetivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *