Marisco estival barato

Mariscada

La foto recoje una magnífica mariscada con productos gallegos de primera calidad y el añadido de unos langostinos

Con el verano y las vacaciones llegan a las costas gallegas los devoradores de mariscadas baratas, de gran calidad y fresquísimas. O por lo menos eso creen ellos, que no saben, o no quieren saber, que en verano una buena parte de los mariscos gallegos están en veda, así que mucho de lo que llegue a sus mesas va a ser foráneo, sin que nadie se lo explique.

Para mí una buena parte de la hostelería gallega está explotando un modelo equivocado y engañoso. Nada tengo contra la presencia de nécoras, centollos o bueyes de importación, pero el cliente tiene derecho a saber lo que come y muy pocas veces en las cartas se indica cuando esos mariscos son de importación. Mi habitual prudencia me obliga a escribir “pocas veces” en vez de “nunca” porque estoy seguro de que algún sitio hay que diga la verdad.

Sí es habitual, por el contrario, encontrarnos con que todo es “de la ría”. Aunque que en la ría próxima no se produzca tal especie. ¿No hay inspectores de consumo que pidan la documentación del bogavante a todos los que ofrecen, a precios muy razonables, arroz con bogavante de la ría? Los bogavantes gallegos son un bien tan escaso…

Esa mala práctica privada de dar gato por liebre, o nécora “francesa” por gallega, está siendo respaldada, supongo que de forma involuntaria y por puro desconocimiento, por algunas autoridades y organismos públicos, como es el caso de la Semana Gastronómica de Arcade, que acaba de terminar y cuyo menú incluía centollos y langostas foráneas, ya que las gallegas estaban en veda durante los días de la fiesta. Y foráneas también serían las vieiras, salvo que fueran congeladas, que entonces podrían ser gallegas.

Algo parecido pasó en el mes de mayo en Ourense con su Fiesta del Marisco.

En los dos casos los respectivos ayuntamientos eran, como mínimo, colaboradores de la fiesta. En Arcade también colaboraban la Diputación Provincial y Turismo Rías Baixas. Es importante la labor que hacen de potenciación de la hostelería y el turismo de sus ayuntamientos y comarcas, pero más lo sería si potenciaran los verdaderos productos de la zona y no los procedentes de fuera del país porque el pan de todos los que viven de la calidad de nuestros productos se ponen en riesgo cada vez que alguien, por conveniencia propia, da gato por liebre. Por muy bueno que sea el gato, gato seguirá siendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *