El Extramundi

Los últimos meses me dieron el gusto de poner mi nombre al lado de dos escritores de cabecera para mí, como son Cunqueiro y Cela. La revista “El Extramundi fundada por el nobel gallego, acaba de publicar un tomo dedicado a la presencia de la cocina y la gastronomía en la obra de Camilo José Cela en la que, junto con estupendas aportaciones de Francisco Singul, Serafín Quiero Toribio o Adolfo Sotelo Vázquez, destaca la antología de textos gastronómicos del propio Cela.

A Cela, como a Cunqueiro, le pasa que se habla mucho de ellos, que los conoce todo el mundo, pero pocos los leyeron como se deben leer, con atención y dedicación y haciendo caso omiso de otras consideraciones ajenas a la literatura, que únicamente sirven para estropear las cosas.

En el caso del escritor padronés, juega en su contra su propia personalidad, su tendencia al exceso y los hechos familiares y económicos que lo acompañaron en sus últimos años y también después de su muerte.
A mí, personalmente, me importa un bledo la personalidad de Cela y todo lo que lo rodeó. Me importa, eso sí, lo que cuenta y como lo hace ¡y manda carajo cómo manejaba el idioma!.

En este número de El Extramundi, ya lo dije, hay una antología de textos culinarios de Cela. Una antología que merece ser leída y releída porque solo nos va a dar gusto, como él mismo diría. ¿Quieren una muestra?. Ahí va:

Los hombres deben comer los huevos de tres en tres , uno por cada una de las virtudes teologales, y a las mujeres no conviene permitirles más que dos para que no se les llenen las cachas y el muslamen de celulitis, lo que siempre desluce e incluso ataca los nervios y llega aproducir infidelidades conyugales y hasta suicidios”. El arte de freír huevos y la buena maña de comérselos. ABC 1977.

¿Que no les llegó? Va otra píldora:

Mosén Erotis Evangelio y de Ambrosio, natural de Mazaleón, a orillas del traicionero Matarraña, se daba muy buen arte para poner murciélagos en escabeche, manjar que hacía garridas y maleables a las damas y verriondos  y apuestos a los caballeros.
–    ¿Y qué pasaba?
–    Pues ya puede usted imaginárselo, que se divertían como enanos con eso de la propagación de la especie
“.

Y puestos con los libros y el autobombo, permitanme que les presente Santiago mmm… que rico un juego guía para conocer Santiago de Compostela y su gastronomía, editado por Turismo de Santiago y basado en Hora de comer, el cuento que publiqué en 2007 en la colección Branco de cores de la editorial Sotelo Blanco. El juego está destinado a chavales de 8-12 años y buscar mostrarles Santiago a través de la gastronomía. Se puede conseguir en la oficina de turismo de la calle del Vilar y los niños que completen el juego tendrán un regalo (pista para despistados: todas las respuestas están en Hora de comer)

2 comentarios sobre “El Extramundi

  • el 01 de febrero de 2012 a las 21:31 09Wed, 01 Feb 2012 21:31:48 +000048.
    Permalink

    Está vostede feito un crack, pero non esqueza que por aquí andamos a devecer á espera dunha nova entrega do culebrón rúa.

    Respuesta
  • el 02 de febrero de 2012 a las 09:59 09Thu, 02 Feb 2012 09:59:11 +000011.
    Permalink

    Non desespere eSedidió. Cando sexa capaz de sair do estupor que me causan os datos que manexo, publicarei un novo post sobre Rúa.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *