Cocido en el Caney

Un cocido da para mucho. No solo en el comer, que debe ser reposado, con largos parrafeos entre bocado y bocado, para disfrutar de los muchos sabores que nos ofrece un plato tan completo, especialmente cuando es un cocido como el de la foto, alegre, que diría Picadillo.

Da para mucho comer y para mucho hablar, como hicimos hoy en la mesa del Caney que compartí con las integrantes del equipo de comunicación del restaurante, Manolo Gago y el cocinero Pedro Lestón.

De lo dicho en la mesa podríamos sacar el guión de una conferencia sobre el cocido en Galicia. De cómo en las tierras del interior se prefieren las carnes curadas y ahumadas y en la orilla del mar las salpresas y la razón evidentemente funcional de tal preferencia, ya que en la costa la carne no cura como en el interior. De las preferencias sobre el acompañamiento con garbanzos o alubias, que de todo hay en Galicia e incluso lugares donde se ponen las dos legumbres y cada uno escoge. De si las piezas deben ir enteras a la mesa, lo que obliga a comer el cocido en amplia compañía, o de si puede servirse en raciones, como fue el caso. De si el cocido es solo plato de grande comidas con los amigos, y largo reposo en la sobremesa, o se puede llevar a la comida de un día normal para después volver al trabajo.

Quedó por hablar si repollo o grelos o ambos, como en el que nos preparó Pedro Lestón. Y también me quedó en el tintero si la cerveza es un digestivo apropiado para después del cocido. No les extrañe la cuestión, que hubo un tiempo en que en Galicia la cerveza se servía al final de las grandes comidas cómo digestivo.

Hablamos, por el contrario, de las salsas del cocido, que aún se usan en algunas zonas de Galicia, como bien dijo la televisiva María Castro hace justo, justo un año menos un día.

Pero no solo hablamos, también comimos el cocido del Caney, con su sopa antes y las filloas después. El Caney ofrece a lo largo de todo el mes de febrero su cocido, con cachola, lacón, jarrete, chorizos, pollo, grelos, repollo, patatas, garbanzos…

3 comentarios sobre “Cocido en el Caney

  • el 09 de febrero de 2011 a las 10:51 10Wed, 09 Feb 2011 10:51:41 +000041.
    Permalink

    a verdade é que non esperaba ver a Lestón facendo cocidos, supoño que a empresa manda, pero si os fai como elabora normalmente a súa cociña, seguro que estaba ben bó, de feito ten unha pinta tremenda na foto, sempre que comín nos sitios onde traballou, sempre percibín unha cociña moi cuidada tecnicamente, moi persoal e con moito criterio a hora de combinar ingredientes, na miña opinión, é un cociñeiro moi infravalorado.
    Por certo, para min o cocido si que debe levar repolo, na miña zona desde logo sempre foi así, de feito é mais normal que leve o repolo do país que grelos, xa que estos son mais de estación, aínda que deberían inventar a maneira de poder comelos frescos todo o ano.

    Respuesta
  • Pingback: Twitter Trackbacks for Colineta » Blog Archive » Cocido en el Caney [colineta.com] on Topsy.com

  • el 10 de febrero de 2011 a las 15:46 03Thu, 10 Feb 2011 15:46:02 +000002.
    Permalink

    Gourmet, o cocido estaba moi, moi rico.
    Esqueceume contar algo que me chamou a atención: a maneira de servir os grelos. Viñan envoltos, facendo unha especie de madeixa, que facilitaba moito o servizo dos mesmos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *