Banquete en Beiral

Escribe Álvaro Cunqueiro en 1956 sobre los compromisos que tendrá en ese verano y entre ellos me llama la atención cuando dice “tengo que ir a Beiral a verle los once platos a los señoritos de Cercedo, el día de la Asunción de Nuestra Señora.

Y nos cuenta el mindoniense el menú de tan señalado día:

Es de rigor, y formado para lo que llaman aperitivos, ‘antipasto’ o entremeses, ofrecer la trucha escabechada, el lacón trufado y los medallones de queso cabrales; sopa y cocido, que se descompone en más de un cerdo, y añade media gallina por barba, y peldaño a peldaño, pasamos por la merluza y el pastelón de anguilas, para caer en los pichones rebozados con bechamel y en la gallina en pepitoria, tras la cual, en la parada, van el cordero asado, la carne al rollo, el gran pastelón de pollo, el arroz con leche, requesón, la tarta de Mondoñedo y la colineta. Las siete de la tarde son cuando alguien, porque no se diga que se remilga en mesa tan generosa, parte la colineta“.

Después el señorito más joven lanza una bomba de palenque desde el balcón para anunciar a todo Beiral que en el pazo se va a servir el café.

Claro que el banquete es digno de la fiesta de la patrona y el cohete reproduce la vieja costumbre de las tierras de la Mariña de anunciar con pólvora el final de la comida, como tantas veces he escuchado por el Valadouro.

No tendría inconveniente en ir la Beiral de invitado, eso sí, previa dosis reforzada de omeprazol. Pero si me invitan alguna vez, cosa más que improbable, me enfrentaría a un grave problema. ¿Donde queda Beiral?.

El nomenclator de Galicia no recoge ningún Beiral, o por lo menos no lo encuentra el buscador de la web de la Xunta. Google tampoco encuentra ningún Beiral en Galicia, aunque sí uno en el norte de Portugal. Pero en su artículo Cunqueiro relaciona ese Beiral con la repoblación que de la provincia de Lugo hizo el obispo Odoario. ¿Estará Beiral en Guitiriz, donde aparece un lugar denominado Cercedo?

Aparece también Beiral en Merlín y familia (1955), la primera novela de Cunqueiro. Parece que estamos ante un lugar imaginado, pero el banquete seguro que se dio muchas veces en muchas fiestas del patrón.

2 comentarios sobre “Banquete en Beiral

  • el 27 de enero de 2011 a las 10:00 10Thu, 27 Jan 2011 10:00:41 +000041.
    Permalink

    Istos banquetes non se estilan xa.
    Entre as cousas que me gustaria facer e se que non vou a facer neste mundo está participar en un banquete… vikingo.

    Oh!, todo asado, abundante, colesterólico e ¿Díxen xa abundante?
    Pois eso 🙂

    Respuesta
  • el 28 de enero de 2011 a las 21:11 09Fri, 28 Jan 2011 21:11:25 +000025.
    Permalink

    Aquí, en la parte da Asturias de habla gallega, hay un monte llamado Beiral y un pequeño curso de agua con el mismo nombre. Por cierto, el monte es un enclave muy cunqueiriano, porque alberga un castro relacionado con minas de oro romanas. En mi parroquia hay incluso una Casa de Beiral.. pero ni rastro de los señoritos de Cercedo.

    Aunque a veces Cunqueiro menciona en sus historias lugares de esta comarca (los Oscos, Taramundi…), no creo que sea este el caso. Quzá se trate de un lugar imaginado, o puede que no.

    En todo caso, suerte con las pesquisas literario-gastronómicas, que siempre son interesantes.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *