Polvorón

Uno cae en la tentación de pensar que la almendra es el componente principal de los dulces típicos navideños y, cuando mira las etiquetas, de lo que cae es del burro.

Confieso que nunca había mirado la etiqueta de un polvorón hasta hace unos días. Y me sorprendió ver que con un tres por ciento de almendra se etiquete cómo “polvorón de almendra”. Ya estamos como con las margarinas con aceite de oliva, pensé.

Buscando una norma de calidad sobre este producto di con el reglamento de la IGP “Mantecados de Estepa”, que regula mantecados, polvorones, roscos de vino y alfajores.

El contenido mínimo de los polvorones acogidos a la IGP es del 8 por ciento para los etiquetados cómo “de almendra” y el 15 por ciento para los “caseros” o “artesanos”. En ambos casos hasta el 75 por ciento es harina de trigo y manteca de cerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *