Concursos, recetas y plagios

Conseguido. Las empresas alimentarias llevan tiempo buscando fórmulas para estar presentes en el mundo de los blogs y, después de pruebas fallidas y otras que al parecer no dieron los resultados apetecidos, ya tienen un modelo que de momento está dando buenos resultados: los concursos.

Las empresas comenzaron mandando a los bloggers las mismas notas de prensa que remiten a los medios de comunicación convencionales, sin caer en la cuenta de que el periodista busca informar sobre lo que está pasando y el blogger contar lo que a él le apetece. Si el interés de la empresa no siempre coincide con el del periodista, en el caso de los bloggers casi nunca lo hace.

El segundo intento consistió en el envío de muestras de productos para que fuesen comentados en los blogs. Se ve que era un modelo costoso (el valor de las muestras más los gastos de envío para obtener una repercusión reducida en un único blog, y eso contando con que el blogger quedara contento con el producto y publicara algo). El modelo continúa aplicándose, pero solo con un determinado estrato de blogs y de manera mucho más reducida que en los últimos años.

Ahora las empresas descubrieron el punto flaco de los bloggers: mataríamos por un premio (no olvidar esa tendencia general de no hace mucho tiempo de que unos blogs intercambiaban con otros sus premios-menciones). Y así nacen los concursos de recetas que obligan a:

– publicar una receta elaborada con determinado producto

– publicar un enlace con la página de la empresa que convoca el premio

– indicar en el post que con la receta publicada participara en el concurso de la dicha empresa.

El ganador recibirá el premio establecido, que muchas veces consiste en un lote de productos de la empresa que convoca el premio, que por cuarenta o cincuenta euros consiguen anunciarse en multitud de blogs.

Nada tengo que objetar a este procedimiento, ya que los participantes en los concursos lo hacen de forma libre y voluntaria.

Los problemas vienen cuando los convocantes del concurso no tienen la precaución de investigar la autoría de las recetas y de las fotografías presentadas al mismo y acaban premiando supuestos plagios.

Como sucede con la receta premiada en el concurso de recetas con gazpacho convocado por Yemas Santa Teresa, que premia una receta procedente del copio y pego más descarado remitida por una persona que no es la autora ni de la receta ni de la fotografía. La receta de Gazpacho denso con ensalada de germinados, fue publicada por el chef Iker Erauzkin en el número 69 de la revista Cuinas y posteriormente en Delicooks. La fotografía, según me indica Iker, es propiedad del fotógrafo Becky Lawton.

Santa Teresa ya retiró de su blog la receta premiada y, según me indican de su departamento de marketing, estudian las medidas que van a tomar al respecto.

Las conclusiones saquenlas ustedes.

ACTUALIZACIÓN 21-09-2010: Explicación de Santa Teresa

3 comentarios sobre “Concursos, recetas y plagios

  • el 26 de septiembre de 2010 a las 14:48 02Sun, 26 Sep 2010 14:48:45 +000045.
    Permalink

    apetitoso jamon en villalba,pan en martiñan el postre en modoñedo y para beber .no valadouro.no es vino.pero hay muchas fuentes que manan el agua ,critalina,muy fresca,en cualquiera de tantas que tiene .EL VALLE DO VALADOURO

    Respuesta
  • el 29 de septiembre de 2010 a las 22:42 10Wed, 29 Sep 2010 22:42:55 +000055.
    Permalink

    En muchos casos las bases de los concursos son abusivas. Aún siendo el autor de una obra (imagen, receta, poesía, etc.) muchos concursos pretenden hacerse con bancos de obras para los fines publicitarios de los convocantes, teniendo que ceder, para cualquier uso, los participantes premiados y no premiados los derechos de la obra.

    Respuesta
  • el 30 de septiembre de 2010 a las 14:03 02Thu, 30 Sep 2010 14:03:35 +000035.
    Permalink

    Efectivamente, Alberto, hay muchos concursos en los que por el simple hecho de presentar tu obra ya se quedan con ella. Jamás presentaría nada a un concurso con esas bases que, como bien dices, son abusivas.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *