Queso con trufa

Queso

En alguna ocasión ya dije que no me importaría ser francés, por lo menos por un tiempo, para que después de la comida y antes del postre me ofreciesen un buen y surtido carro de quesos, pan y vino.

Mientras, me voy arreglando con lo que encuentro en el mercado, muchas veces cosas muy destacables… y otras no tanto.

Voy a escribir hoy sobre uno de esos casos fallidos, aunque solo sea a medias.

En el fin de semana encontré en Hipercor un queso con muy buena pinta, del que se informaba que era queso con trufa y además estaba en oferta. No lo dudé más y llevé uno para a casa, justo el que pueden ver en la foto. Me parece que es justo esta foto lo mejor que saqué de tal queso, porque lo de la trufa podían suprimirlo del etiquetado y, sobre todo del precio. Unas chispitas de trufa no justifican, para mí, un precio de 23,90 euros por kilo ¡y en oferta!. Además, esas chispitas de trufa no comunicaban al queso ni aroma ni sabor destacable, ajeno al del propio lácteo.

Eso sí, hecha abstracción de la trufa y como queso sin más, me gustó mucho por lo que a un precio razonable estoy dispuesto a volver a llevarlo a casa.

Este queso fue elaborado por La Pardina en la provincia de Zaragoza.

No fue la única decepción del día, pero del resto hablaremos en otro momento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *