Bolsas y marketing

Asisto atónito estos días a la campaña de marketing que algunas marcas comerciales montan para este comienzo de septiembre alrededor de la reducción del empleo de bolsas de plástico, algo ya previsto por el Plan Nacional Integrado de Residuos. Me sorprende que la misma empresa donde hace solo unos pocos días querían meterme en una bolsa de plástico algo que ya venía envasado en plástico y con una cómoda asa para transportarlo, ahora anuncie que en breve va a dejar de dar bolsas.

Conste que me parece muy bien que se racionalice el uso de estas bolsas. Yo tengo una larga experiencia en meter dos o tres productos más en aquellas que la cajera de turno había dado por completas, las he escuchado mil veces decir que no las cargue más, que van a romper, o sugerir meter una bolsa dentro de otra para mejorar la resistencia. Como vivo en el rural y tengo que ir a hacer la compra con el coche, en mi maletero hay toda una colección de bolsa de tela, la última una que llegó en julio procedente de Estados Unidos y que resulta un portento por su capacidad y resistencia.

Ahora bien ¿dejar de dar bolsas en los supermercados va a repercutir positivamente sobre el medio ambiente?. Tengo mis dudas. Las bolsas de supermercado que llegan a mi casa siempre se reemplean para mandar al contenedor la basura inorgánica, asegurando al mismo tiempo el reciclado de tal bolsa. Si no tengo las del supermercado tendré que comprarlas, así que a la basura va a seguir yendo el mismo número de bolsas, y la facturación del supermercado se va a incrementar con todas las que me vendan a mí y a vosotros, que estaréis en las mismas. Además, parece que van a ahorrar cinco millones con la medida, así que todo va a ser mejorar la cuenta de resultados.

La cosa no es nueva. Hace ya años que algunos supermercados de bajo coste no dan bolsas gratis. Si las quieres las pagas. Hace menos tiempo, algunas cadenas lo hacen al revés: si no te llevas la bolsa abono en tu cuenta su coste. Los dos sistemas están bien, pero no son la solución, especialmente cuando se fabrican bolsas para supermercado biodegradables, empleando fécula de patata y otros tubérculos cómo materia prima. Estas sí que son reciclables, ya que al final de su vida útil pueden convertirse en fertilizante para abonar los tubérculos con los que fabricar otras nuevas. Y suponen puestos de trabajo.

El problema real no está en la bolsa (especialmente empleando estas biodegradables), sino en lo que va dentro de ella. Miren bien a su alrededor en el supermercado y comprobarán como las magdalenas, por poner un ejemplo, vienen envueltas una a una en un plástico, después muy colocaditas en una caja de cartón que, a su vez, se envuelve en otro plástico para que en caja nos la metan en una joven bolsa. Y así todo.

Hoy fui a mirar a Alcampo, que ya lleva tiempo con una campaña que propone al cliente meter más productos en cada bolsa para reducir el número de estas. Mal intencionado, me acerqué a la zona de las carnes, que cada vez más se venden precortadas y embaladas. Aquello era el reino de las “barquetas” de poliestireno, que también es un residuo que debemos reducir y que inevitablemente va a la bolsa de la basura. Lo que vi daba miedo: una barqueta contenía exactamente 112 gramos de carne de ternera para carpaccio. La barqueta y el plástico que la envolvían pesaba 14 gramos. Total 126 gramos. El envoltorio era más del 10 por ciento. Algún día harán una nueva campaña de marketing con ellos.

12 comentarios sobre “Bolsas y marketing

  • el 03 de septiembre de 2009 a las 23:12 11Thu, 03 Sep 2009 23:12:07 +000007.
    Permalink

    Las barquetas de poliestireno son inertes. Es decir, trituradas viene mezcladas con la tierra que compramos para las plantas . Hacen lo mismo que se hacia hace años en las Rias Baixas, con la concha del berberecho, que era machadadas para mezclar con la tierra a fin de darle ‘aire’ , de aligerarla en las zonas ‘lamosas’ y muy encharcadas
    En resumen, el poliestireno, es como mezclar arena en la tierra, la mejora . No creo que hagan campaña con el

    Respuesta
  • el 03 de septiembre de 2009 a las 23:17 11Thu, 03 Sep 2009 23:17:22 +000022.
    Permalink

    Lo mas patetico de esta campaña , que se ve teledirigida a justificarse ante el cliente, para sacarle mas dinero en la compra, es que lo que dicen que tarda en degradarse en el medio ambiente 400 años, es mentira total

    Cientos de empleados en investigacion , bien comidos, bien cagados y bien lucidos, y no saben como resolver el problema

    Y llega un chaval de 16 años, en EEUU, y en un proyecto de fin de curso y demuestra que mezcladas en tierra con unas bacterias comunes y corrientes , se degradaban en solo 3 meses

    Cuando la desinformacion y la manipulacion es de tal calibre , uno debe pensar en que hay un plan detras , no puede ser casual tanta incompetencia y tanto cartel publicitario

    Van a por nuestor monedero !!!

    El resto de la noticia la podeis leer en :

    http://tecnomadas.wordpress.com/2009/08/04/bolsas-de-plastico-biodegradables-en-tres-meses/

    Respuesta
  • el 04 de septiembre de 2009 a las 08:49 08Fri, 04 Sep 2009 08:49:29 +000029.
    Permalink

    Como se nota que é vostede un xornalista con reflexos. Xa tiña o meu post a medio escribir e, hala, ao lixo 🙂
    En canto ao uso das barquetas como inerte aplicado aos solos, que queren que lles diga…. unha cousa é engadir pequenas cantidades como mellrante da estrutura dalgúns solos e outra xeralizalo. Polo contrario, a cuncha de molusco non é un inerte: ademais de mellorar a estrutura é unha fonte de minerais e ás veces un corrector de pH.
    Polo demais suscribo todo o dito.

    Respuesta
  • el 04 de septiembre de 2009 a las 12:37 12Fri, 04 Sep 2009 12:37:54 +000054.
    Permalink

    Gracias, Alex, por ese enlace con tecnomadas, que acabo de publicar en Twiter.
    Señor eSedidió, non prive aos seus lectores do seu saber e retranca e ilustrenos sobre as bolsas de plástico. Sempre será un enfoque distinto, e nesto dos blogs non hai exclusividade: cada un publica sobre o que lle da a gana. Que despois os lectores nos crean ou non é outra cousa. Sobre lectores de blogs igual escribo algún día destes, que vexo moita condescendencia cos autores dos mesmos (entre os que naturalmente estou) e pouco espíritu crítico.
    Claro que antes de escribir terei que facer una reflexión profunda sobre min mesmo, que espítitu crítico teño abondo, pero doulle pouca cancha nos blogs dos demáis. ¡E mire que se publican barbaridades por aí adiante!

    Respuesta
  • el 05 de septiembre de 2009 a las 23:51 11Sat, 05 Sep 2009 23:51:41 +000041.
    Permalink

    Hola 😀

    Me gusto mucho tu pagina y creo que podiamos intercambiar enlaces, tambien me gustaria que nos visitaramos mas ya que
    vi en tu web cosas muy interesantes y por eso no quiero perder contacto con ella.

    Si estas interesado en intercambiar enlaces, o solamente quieres saludar te invito a pasar ami pag. para que le des
    una Ojeada y dejes tu comentario, http://www.infusionesytes.com SI te interesa intercambiar enlaces favor de mandar como quisieras aparecer y la url de tu blog

    También estoy intercambiando Enlaces con los siguientes sitios.

    http://www.recetasdejugos.net
    http://www.licuados.net

    A sus Ordenes
    Repta

    Respuesta
  • el 06 de septiembre de 2009 a las 10:21 10Sun, 06 Sep 2009 10:21:44 +000044.
    Permalink

    Concordo co que dís sobre as lecturas, ata o punto de que estou meditando pechar o blog. O meu obxectivo era abrir espazos de discusión sobre temas de interese, pero é un obxectivo fallido. Lecturas teño moitas, e creo que provocar provoquei a todo bicho vivinte, pero non hai maneira de que se sintan aludidos. Non sei, a ver se meténdome cos gastrónomos 🙂 ….

    Respuesta
  • el 06 de septiembre de 2009 a las 18:40 06Sun, 06 Sep 2009 18:40:37 +000037.
    Permalink

    Non se precipite e déalle un tempo ao seu blog, eSedidió.

    Respuesta
  • el 07 de septiembre de 2009 a las 23:23 11Mon, 07 Sep 2009 23:23:06 +000006.
    Permalink

    No supermercado eu sempre collo unha bolsa,así que meu instinto é criticar está medida.Pero ben mirado,isto non quere dicir que as bolsas de plástico sexan ilegais, senón que fainos pensar na necesidade delas.
    E o bo sería que esta medida nos puxera a cabeciña máis permeable para integrar o concepto de “reducir mellor que reciclar” tamén noutros bens de consumo

    Respuesta
  • el 09 de septiembre de 2009 a las 09:00 09Wed, 09 Sep 2009 09:00:25 +000025.
    Permalink

    O engano este non é nada novo, de feito ten unha entrada na Wikipedia (en inglés):
    http://en.wikipedia.org/wiki/Greenwash

    Non hai versión en castelán ou galego do tema, pero o da campaña das bolsas podería entrar ben na categoría.

    Respuesta
  • el 10 de septiembre de 2009 a las 18:09 06Thu, 10 Sep 2009 18:09:18 +000018.
    Permalink

    Alfonso, completamente de acordo contigo. O mellor residuo é o que non se produce. Pero a cousa está cada vez peor.

    xmanonel, moi interesante o enlace

    Respuesta
  • el 10 de septiembre de 2009 a las 18:48 06Thu, 10 Sep 2009 18:48:27 +000027.
    Permalink

    Exemplos de Greenwashing: Iberdrola contratando kilovatios verdes, como se viñeran por outro cable e puderan distinguirse, Coca cola decindo que compres a botella do envasador da zona, en plan sustentábel, e Carrefour falando das bolsas e traendo as patacas de Francia, que debe ser que é costa abaixo e non pagan gasolina no transporte.

    Respuesta
  • el 18 de septiembre de 2009 a las 08:26 08Fri, 18 Sep 2009 08:26:55 +000055.
    Permalink

    No seamos tan escepticos: tanto el plastico como el poliestireno son altamente refractarios a la degradación y están generando un grave problema medioambiental. No digo que haya que volver a los tiempos en que el pescado y la carne se empaquetaban en papeles de periodicos atrasados, pero si hay que intentar disminuir lo máximo posible el uso de envoltorios innecesarios, tanto por lo que significan de consumo de petroleo como por el problema que genera su eliminación. Y desde luego escapar de todo aquello que signifique greenwashing, los ejemplos dados arriba son solo una minima parte de la gran comedura de coco con la que nos bombardea la publicidad

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *