Un rubí en la copa

“En la tallada copa fulgura un rubí“. Así remata Anxel Fole o seu Cuento de Navidad. El secreto del espejo” dedicado a “todos cuantos pasen la Nochebuena sin compañía“. En la tallada copa fulgura un licor de guindas que bebe el protagonista del cuento mientras escucha las notas de un vals romántico en una vieja caja de música.

El de guidas es un licor tradicional gallego que lamentablemente anda en horas bajas aunque en el norte de Galicia sigue resistiendo el empuje del licor café y los licores baratos hechos a partir de esencias artificiales.

Tradicionalmente la guinda fue el licor casero por excelencia del norte de Galicia, mientras el de café era fundamentalmente producido en el sur. El segundo se extendió por todo el país, pero el primero sigue en su reducto norteño, tanto en lo referido a la producción doméstica (siempre para consumo propio) como industrial.

Pero la guinda, que es como en el norte del país se conoce al licor de guindas, es también una de las señas de identidad de Lisboa: la ginginha. Como en tantas otras ocasiones, los gallegos triunfan fuera del país mientras aquí quedan olvidados. Parece que fue un gallego, Francisco Espiñeira, quien mediado el siglo XIX llevó la guinda a Lisboa y comenzó a comercializar un licor que con el paso del tiempo identificaría a la capital portuguesa. Una de las marcas que hoy se comercializan en Portugal aun lleva su nombre: Espinheira.

Si a comienzos del verano pasa uno por tiendas y supermercados de la zona de ferrolterra o, en menor medida, de la Mariña luguesa, podrá ver estanterías llenas de caña preparada para la producción de licor de guindas casero. En algunos casos dicha caña lleva ya un ligero color rojo que va a reforzar el de las guindas. Porque el licor de guindas tradicional del norte de Galicia no se hace con aguardiente, sino con caña de holandas, es decir, alcohol de vino.

Caña, guindas, azúcar y canela son los ingredientes básicos del licor, aunque hay dónde se mezclan caña y anís dulce, eliminando o reduciendo el azúcar. Después se embotella y tradicionalmente se deja reposar hasta que las guindas, que en un principio flotan en el líquido, se van al fondo. Es común cometer el error de, llegado ese momento, abrir la botella y consumir un licor al que aún le queda mucho camino hasta llegar a su mejor momento.

Momento que va a llegar años después. Cada tres o cuatro años yo preparo licor de guinda en mi casa, pero duerme en el garrafón o en las botellas todo el tiempo que es posible y solo se empieza una añada nueva cuándo se terminó el licor de la anterior. Así que en vez de beberlo a los pocos meses de preparado, a mi licor se le hacen los honores cuándo lleva cinco, seis, diez años de reposo, eso sí, con controles periódicos para retirar las guindas antes de que revienten y enturbien el rubí de Fole. Con las guindas sobrantes preparo una jalea de chuparse los dedos.

Pero cada vez va siendo más difícil encontrar guindas que, al parecer, quedan en los árboles para comida de los pájaros. Ya pocos recogen las pocas guindas que quedan en el país, a pesar de que después se paguen a precios entre tres y cuatro euros el kilo. Queda aun mucha guinda en el Bierzo, pero tampoco es fácil conseguir que los vendedores de cerezas que cada día vienen a Galicia desde Villafranca las traigan, aunque sea por encargo. Y no las traen por el mismo motivo: nadie las recoge. Parece que el problema en el Bierzo es que las fábricas gallegas de este licor las compran en el árbol y ellas mismas se encargan de recoger la fruta.

Yo pensaba hacer licor este año, pero parece que me voy a quedar con las ganas. A pesar de todo, un rubí de hace diez años va fulgurar hoy en mi copa. Lástima de caja de música.

4 comentarios sobre “Un rubí en la copa

  • el 09 de julio de 2009 a las 21:56 09Thu, 09 Jul 2009 21:56:30 +000030.
    Permalink

    Jo Miguel… temos que quedar antes de cinco anos. Apertas

    Respuesta
  • el 10 de julio de 2009 a las 08:21 08Fri, 10 Jul 2009 08:21:47 +000047.
    Permalink

    No mercado en Ribadeo, hay guindas a venta.

    Respuesta
  • el 10 de julio de 2009 a las 08:25 08Fri, 10 Jul 2009 08:25:15 +000015.
    Permalink

    E nas froiterías boas da coruña, pero seica xa está a pasar o tempo delas. Eu fágoa case todos os anos, pero teño o problema de non saber que facer coas guindas unha vez bebido o liquido. Por favor, amplíe o tema ese da xelea.

    Respuesta
  • el 10 de julio de 2009 a las 18:02 06Fri, 10 Jul 2009 18:02:06 +000006.
    Permalink

    eSedidió, mire o enlace e siga o mesmo sistema que para as moras, so que empregando mazás e guindas, máis das primeiras que das segundas. As mazás con pel e carozo, so cortadas en anacos. As guindas tal como saen da botella.
    http://www.colineta.com/2005/08/26

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *