Salsa, restaurante efímero

Sudado de mero con yucaPocos restaurantes tan efímeros y exitosos cómo Salsa (Santiago de Compostela, 23-3-09, Santiago de Compostela 27-03-09). Fueron solo cinco días con una sala de siete mesas (máximo 40 comensales) a reventar en cada uno de los diez pases… y con lista de espera, que yo pedí mesa el miércoles y la conseguí el viernes, cuando ya casi tenía abandonada toda esperanza.

Una carta corta basada exclusivamente en la cocina de los países del entorno del Caribe, fundamentalmente Cuba y Colombia, con guiños a otros países de la América hispana. Empanadas, arepas, patacones, mariquitas de plátano, ceviches, lechona… difícil decidirse, pero afortunadamente la maitre, una muchacha colombiana que se multiplicaba cuando era preciso, propone un menú degustación: un pinchito consistente en una cuchara de espuma de mango con langostino y pequeñísimos buñuelos colombianos y para abrir boca una “trilogía” de arepa blanca, empanada colombiana y patacón, acompañados de carne picada, guacamole y ají (la salsa nacional colombiana, una especie de vinagreta picante).

Después un ceviche de corvina acompañado de palomitas de maíz, al estilo de Ecuador, para seguir con un pescado. En este caso, y como deferencia especial por ser los primeros del día, nos permitieron pedir un pescado diferente a cada comensal, llegando a la mesa una lubina en hoja de plátano con chifles (lascas muy finas de plátano macho fritas) y sudado de mero con yuca.

El último plato de un menú muy abundante fue una lechona criolla, de nuevo un plato colombiano adaptado a las posibilidades de Galicia, que Tolima queda lejos.

El postre a elegir, así que elegimos un tocino de cielo de panela y helado de guanábana (el mismo tocino de cielo de siempre, pero cambiando el azúcar por panela, que no es más que zumo de caña solidificado) y sopita de chocolate. El menú degustación, que casi todos en la sala pidieron, tiene un precio de 30 euros, bebidas aparte. La sorpresa fue que al pedir la cuenta nos contaron que la dirección invitaba a la comida.

Cuando escribo este post a Salsa le queda un pase para terminar su ciclo vital. Pero puede ser el germen de un futuro restaurante de cocina caribeña en Compostela. La semilla queda en la cabeza de los responsables de este restaurante efímero, nacido como trabajo de fin de estudios de un grupo de alumnos de la Escuela Superior de Hostelería de Galicia.

Cuando comenzamos a comer la ambientación musical la ponía Celia Cruz. Después no sé, porque me centré en la comida y olvidé la música

7 comentarios sobre “Salsa, restaurante efímero

  • el 28 de marzo de 2009 a las 14:02 02Sat, 28 Mar 2009 14:02:30 +000030.
    Permalink

    Miguel
    Muchas gracias por la visita, el interés y los comentarios de este gran proyecto. Me gustan mucho las fotos y la manera en que describes los platos para quienes no fue posible que nos acompañaran.
    Si que queda en nuestra cabeza la ilusión de hacer algún día este restaurante realidad, gracias a la gran acogida de los compostelanos y toda Galicia en general.
    Marcela Rubiano

    Respuesta
  • el 28 de marzo de 2009 a las 15:58 03Sat, 28 Mar 2009 15:58:03 +000003.
    Permalink

    Increible, yo por desgracia no habia podido ir pero es un ejemplo de las cosas bien hechas y para que se vea por ahí adelante que no hace falta irse al País Vasco .

    felicidades a los integrantes

    Respuesta
  • el 28 de marzo de 2009 a las 17:17 05Sat, 28 Mar 2009 17:17:09 +000009.
    Permalink

    Hola soy critico de una revista y fui a comer a este restaurante y la verdad me parecio no solo mediocre si no bastante malo se veia que era gente con poco experiencia y que no sabia cocinar practicamente nada.
    La comida con poco sabor y mal preparada y ojo que hay que ser muy malo cocinando para arruinar un solomillo el servicio bien pero todo lo demas fatal

    Respuesta
  • el 28 de marzo de 2009 a las 17:58 05Sat, 28 Mar 2009 17:58:53 +000053.
    Permalink

    gastrocritic, evidentemente era gente con poca experiencia: son estudiantes. Pero creo que debimos comer en sitios diferentes, porque mi mujer (colombiana) y yo, comimos bastante bien. Sobre el solomillo no digo nada, que no lo probé.
    Por cierto ¿siempre firmas tus críticas de forma anónima?

    Respuesta
  • el 28 de marzo de 2009 a las 19:10 07Sat, 28 Mar 2009 19:10:09 +000009.
    Permalink

    Miguel, si siempre firmo anonimo por motivos de trabajo en cuanto a que son estudiantes si te doy toda la razon, pero e comido en varios proyectos mas del Centro de Hosteleria y dejame decirte que en cuanto a la comida este esta muy por debajo del nivel, fuera de la desorganizacion de los platos se podia ver claramente la improvisacion instantanea.
    En cuanto a que hay que omer en sitios diferentes estoy muy de acuerdo pero no por eso debemos comer mal.

    Respuesta
  • el 28 de marzo de 2009 a las 20:11 08Sat, 28 Mar 2009 20:11:46 +000046.
    Permalink

    gastrocritic, yo comí allí el viernes, con la sala llena y todo funcionó a la perfección. No se de que desorganización de los platos hablas ni de que improvisación instantánea. Te manifiestas de forma tan negativa que parece que tengas algún problema con los responsables del proyecto.
    Y tu insistencia en mantenerte en el anonimato creo que roza todos los límites de la ética. Si de verdad eres un profesional deberías decir las cosas a cara descubierta, como hacemos otros. Tu forma de proceder me molesta porque después dirán que todos somos iguales y eso no es verdad. No voy a seguir debatiendo con alguien que no conozco. Si prefieres que debatamos en privado en la cabecera del blog encontrarás un correo electrónico (enlaces) con el que puedes comunicar conmigo.

    Respuesta
  • el 28 de marzo de 2009 a las 21:41 09Sat, 28 Mar 2009 21:41:13 +000013.
    Permalink

    Miguel estoy de acuerdo contigo la verdad me parece que estubo muy bien la comida de mis compañeros y no lo digo solo como estudiante del centro y amigo de ellos lo digo como Ecuatoriano que e comido mil veces esa comida y la verdad estuvo muy rico todo y la Maitre geniaaal

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *