Bolla de nata de A Capela

De Colineta

¿Una empanada abierta, una pizza, una quiche? Una bolla de nata de A Capela. ¡Impresionante!

A veces parecemos lelos. Andamos preocupados por conocer el último invento de cocineros cuya comida posiblemente jamás llegaremos a probar, y resulta que desconocemos muchas de las grandes cosas que están bien cerca de nosotros, aunque detrás de ellas no esté un cocinero de relumbrón y mucha veces ni se pueda atribuir la creación a nadie porque o es obra colectiva del imaginario popular o ya no queda nadie que recuerde aquel momento feliz de la creación de una nueva receta.

A mí me pasa que cada vez que me ponen peras al vino, esa gran creación atribuida a no sé que cocinero francés, que me da la risa recordando las compotas de peras y manzanas, con su azúcar y su canela, tradicionales de Navidad, y seguramente que de buena parte del invierno, en la Galicia más rural. Dicen que todo está inventado. Dicen también que cuándo tu tienes una idea genial varios miles de personas al mismo tiempo tienen la misma idea por el mundo adelante. Y siempre hay alguien que ya la tuvo antes. Miles, seguramente, que somos muchos por el mundo.

Todo viene a cuento de que hoy conocí un producto, gallego, tradicional y maravilloso, del que ni había escuchado hablar jamás: la bolla de azúcar o bolla de nata de A Capela, que podéis admirar en la foto. Y digo admirar y no mirar porque a ciencia cierta que es digna de todo elogio.

Cuando la vi esta mañana en la panadería Vilar de Mouros, en As Neves, ayuntamiento de A Capela, tuve que preguntar qué era. Separado por la distancia del mostrador solo fui capaz de llegar a la conclusión de que la masa del borde es de pan. Me pareció una empanada abierta, una pizza, una quiche… o cualquiera otra cosa, hasta que me explicaron que se trata de un producto exclusivo de la casa. “Por ahí adelante hay muchas semejantes hechas con mantequilla, pero aquí la hacemos con nata, que tiene su intríngulis”, me contestarán cuándo pregunté si era un producto tradicional de la zona o creación propia.

Del “intríngulis” de la nata no voy a hablar, que me prometí a mí mismo guardarles el secreto aunque no me lo pidieran. Pero seguro que esperan que yo no hable más de la cuenta.

Nada más llegar a la casa le metí el diente, después de una sesión fotográfica. Y encontré una maravilla, puro sabor a nata encima de una masa de pan deliciosa. No sé si es intencionado o fruto de haber sido cocida en el horno después de las empanadas, pero en la nata encontré un cierto aroma de cebolla, por lo que el conjunto me hizo recordar de nuevo a una quiche, pero dulce. Porque esta bolla lleva azúcar, en cantidad suficiente para endulzarla pero sin hacerla empalagosa.

A Capela está a poco más de una hora de coche de Santiago de Compostela y en la zona de las Fragas del Eume. Merece la pena el viaje por probar esta bolla de nata. No pregunte el precio porque iba a comparla pero al final me la regalaron.

Fotos en Flickr

13 comentarios sobre “Bolla de nata de A Capela

  • el 01 de octubre de 2008 a las 11:36 11Wed, 01 Oct 2008 11:36:14 +000014.
    Permalink

    Posiblemente la mejor bola de nata del mundo. Diría jesulín, en dos palabras Im presionante!!!

    Respuesta
  • el 01 de octubre de 2008 a las 12:43 12Wed, 01 Oct 2008 12:43:34 +000034.
    Permalink

    La bolla de nata tiene una pinta increible y tus palabras son verdades como puños. Hoy por hoy es muy fácil decir he inventado ésta receta o aquella, pero como bien dices ¿cuanta gente hizo algo muy similar o igual antes?

    Un ejemplo muy bueno que me viene a la cabeza es del programa de Arguiñano donde Arzak decía que estaban probando que tal funciona el quingombó, cuando el quingombó lleva años y años en muchos libros de cocina. La cara de idiota que se le queda a uno cuando escucha hablar sobre algo tan antiguo como nuevo aporte a la gastronomía.

    Con las recetas pasa lo mismo, hay que ser muy prudentes a la hora de adjudicarse la autoría de una de ellas.

    Un saludo cocinero.

    Respuesta
  • el 01 de octubre de 2008 a las 13:13 01Wed, 01 Oct 2008 13:13:36 +000036.
    Permalink

    Pero como te pones Miguel, entre Tortas de Maiz y “bolos de nata” vas a quedar “redondo” jeje

    Tomo nota del invento y de su origen…

    Respuesta
  • el 01 de octubre de 2008 a las 14:20 02Wed, 01 Oct 2008 14:20:40 +000040.
    Permalink

    Javi, enhorabuena por tu página. No la conocía pero ya la he incorporado a mi bloglines.
    Louzán, redondo ya estoy, pero mis buenos duros me cuesta.

    Respuesta
  • el 01 de octubre de 2008 a las 14:23 02Wed, 01 Oct 2008 14:23:49 +000049.
    Permalink

    Acabo de hablar con el propietario de Vilar de Mouros y me dice que la bola no lleva cebolla y que el aroma que yo encontré en ella ayer se debe a las empanadas cocidas antes. Siempre intentan ventilar el horno lo suficiente para que no queden aromas, pero a veces las prisas les juegan malas pasadas. En cualquier caso tengo que decir que me pareció que la cebolla no le iba nada mal al asunto.
    El próximo domingo en Arroz con chícharos (Cadena Ser Galicia, 12,30 horas) el propietario de la panadería nos contará de donde viene la bola y como la preparan.

    Respuesta
  • el 01 de octubre de 2008 a las 22:49 10Wed, 01 Oct 2008 22:49:41 +000041.
    Permalink

    ¿Es un estilo a la coca de dedos?

    Respuesta
  • el 02 de octubre de 2008 a las 08:54 08Thu, 02 Oct 2008 08:54:08 +000008.
    Permalink

    Berta, tengo poca información sobre la coca de dedos, pero creo que si son cosas muy parecidas. La semana próxima espero volver a la panadería y presenciar y fotografiar la elaboración de una de estas bolas, así que contaré más.

    Respuesta
  • el 06 de marzo de 2010 a las 13:23 01Sat, 06 Mar 2010 13:23:49 +000049.
    Permalink

    me gustsria provar hacer la bolla de nata de A Capela
    yo soy gallega de Ferrol) y ahora vivo fuera ya hace
    mucho que la he comido y esta deliciosa me gustaria
    si me pudieses mandar la receta te lo agradeceria.
    Saludos….Carmen

    Respuesta
  • el 18 de marzo de 2010 a las 02:53 02Thu, 18 Mar 2010 02:53:04 +000004.
    Permalink

    Hola, soy pariente de los dueños de la Panadería de Vilar de Mouros y panadero también. Deciros que la bolla de nata era el postre de los pobres, que hacían en las casas cuando cocían el pan, porque era barato y con productos que tenían a mano en aquellas aldeas incomunicadas. Su origen nadie lo sabe, seguramente es tan antiguo como el pan. Es muy sencilla de hacer. Masa de pan fermentada, se estira, no muy delgada, por lo menos un dedo de grosor y se doblan los bordes apretando con la yema de los dedos para que no se despegue. Se le echa nata por encima, nata líquida. La que solía echarse era nata que se quitaba de la leche al ponerla a cuajar para hacer “REQUEIXO” pero con nata líquida pues nos arreglamos. Y después azúcar por encima, en cantidad generosa. Y al horno. Entre 20-30 minutos a 225º. No os preocupeis aunque se tueste la nata por encima, hace como unos globos de piel quemada. Y recordar que debemos hacerla encima de un papel para horno. Tan sencilla y tan deliciosa.

    Respuesta
  • el 18 de marzo de 2010 a las 12:06 12Thu, 18 Mar 2010 12:06:15 +000015.
    Permalink

    Javi, gracias por tu comentario, que enriquece el post. Y doy fe de que la bolla de nata es sencilla pero deliciosa.

    Respuesta
  • el 21 de agosto de 2010 a las 09:27 09Sat, 21 Aug 2010 09:27:30 +000030.
    Permalink

    UMMM!!!! cuantos recuerdos, justo este fin de semana estuvimos hablando de esta bolla, y mi tía compró una para llevar a orense, Javi nosotros tambien somos “parentes” de Pastor y familia, y mi abuela tambien nos la hacía, con la nata de cocer la leche (esa que nos colaban, por que nos daba repelús), y yo la hago pero en vez de con nata liquida, con nata fresca…pero no cuando mejor me sabe es en el horno de la bilbaina de mi abuela. Besos

    Respuesta
  • Pingback: La Caja de los Hilos » Blog Archive » Bola de nata de A Capela, un dulce primigenio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *