Corderos al espeto en Moraña

Moraña celebra la fiesta del cordero al espeto el próximo 27 de julio asando 130 carneros que darán de comer a unas 2.600 personas

El próximo domingo, 27 de julio, la carballeira de Moraña volverá a llenarse de gentes dispuestas a dar buena cuenta de los más de 130 corderos al espeto que allí se van a asar.

– Pues allí nos veremos, rapaz, que yo no dejo pasar la ocasión de probar el asado.

– ¿Tiene luego reserva hecha y pandilla formada para la ocasión?

– No.

Pues quien no hizo reserva no va a comer el cordero en la carballeira. La fiesta tiene números clausus a causa de la capacidad de la carballeira, que no permite armar mesas para más de 130 grupos de 20 personas, lo que supone unos 2.600 comensales. Cada grupo dispondrá de un cordero, empanadas, pan, vino, mesa debajo de un roble, café, gotas y la inexcusable salsa ajilismójilis, todo por 275 euros. Claro que los corderos y las mesas quedaron agotados el pasado 15 de junio, así que otro año será.

Quien no tiene reserva no come el cordero en la carballeira, pero eso no significa que se vaya a quedar definitivamente sin probar el asado, ya que el maestro asador prepara por su cuenta algunos corderos más, que acostumbra a vender enteros, por medios o cuartos. Después cada uno busca el resto de la merienda y el lugar donde dar buena cuenta de ella.

Para amantes del espectáculo merece la pena pasar por Moraña antes del mediodía. No todos los días se ven más de 130 corderos puestos a asar en ruedas de 12, lo que supone 11 o 12 hogueras asando al mismo tiempo. Para quien no tenga oportunidad de pasar por Moraña dejo aquí unas fotos de la edición de 2007 (picar en la foto).

Carneiro Espeto


2 comentarios sobre “Corderos al espeto en Moraña

  • el 21 de julio de 2008 a las 23:38 11Mon, 21 Jul 2008 23:38:57 +000057.
    Permalink

    Pues si que es impresionante el evento en cuestión. A ver si los respeta el tiempo y sobre todo el viento.

    Respuesta
  • el 21 de julio de 2008 a las 23:50 11Mon, 21 Jul 2008 23:50:12 +000012.
    Permalink

    Un poquito de brisa es buena para dispersar el mucho humo de las hogueras. El año pasado tuvieron un día de auténtico lujo, pero no se como los asadores aguantaron toda la mañana al pie del fuego, porque el calor allí era insoportable.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *