Arroz con botillo

Hablaba ayer del caldo “a la antigua” que comí el viernes camino de Madrid. En el regreso decidí parar a comer en un lugar mítico de la ruta Galicia-Madrid: el Mesón de Quiñones, en la localidad de Celada de la Vega, a pocos kilómetros de Astorga.

En otro tiempo era parada obligada para una buena parte de los que viajaban entre Galicia y Madrid porque se encontraba en la mitad de un largo camino, cuando no había autopistas y atravesar Pedrafita y el Manzanal se parecía más a una aventura de Indiana Jones que al paseo actual.

En el Mesón de Quiñones siempre se cocinó comida tradicional, casera, de honda raigambre leonesa, y por lo que pude comprobar el domingo la cosa sigue a ser igual, aunque sin aglomeraciones de clientes ya que ahora hay que salirse de la autopista para llegar allí. A pesar de todo, el comedor acabó llenándose.

Como siempre, el menú ofrecía la especialidad de la casa desde hace décadas: judías blancas. Sencillas pero muy sabrosas.

Yo me decidí por el arroz con botillo a pesar de que jamás pido arroz, excepto allí donde sé que va a estar en su punto. Pero nunca había probado la mezcla de arroz y botillo y tenía ganas de hacerlo, así que me tiré a la piscina.

Tal como suponía, el arroz estaba pasado, pero ese era un riesgo ya previsto así que no me quejo. Cuando digo pasado quiero decir que el cereal estaba más blando de lo que la mí me gusta, pero afortunadamente aún le faltaba mucho para llegar a la categoría de papas.

Pues no va a ser la única vez que pruebe este arroz con botillo. Como esperaba, se trata de un arroz potente, muy sabroso, con una buena cantidad de botillo en trozos, ligeramente picante. Me gustó, pero a lo mejor sobraba una pizca de aceite en la preparación.

En la montaña de Lugo y en la parte oriental de Ourense se hacen botillos y androllas, pero no sé si los preparan con arroz, así que quedo a la espera de noticias de cualquiera lector conocedor de la zona y dejo aquí el enlace con la receta que encuentro en la web de la IXP Botillo del Bierzo. El que yo comí en Celada no llevaba repollo.

3 comentarios sobre “Arroz con botillo

  • el 29 de mayo de 2008 a las 09:30 09Thu, 29 May 2008 09:30:34 +000034.
    Permalink

    Na zona de Valdeorras, que é de onde eu podo falar, que eu saiba non é habitual facelo con arroz. Alí o tradicional é servilo con patacas, chourizos, repolo e, se acaso, cenouras e/ou chirivías.

    E un licor café como fin de festa.

    Preguntareille ós maiores, a ver qué me din.

    Respuesta
  • el 17 de enero de 2010 a las 15:26 03Sun, 17 Jan 2010 15:26:40 +000040.
    Permalink

    En Ourense hacen androias, pero en la tripa gorda y también a veces en el estómago (aunque éste normalmente se toma salado y cocido). La androia es parecida al botillo con el mismo relleno, pero algo más pequeña.

    La androia se toma normalmente con patatas y grelos cocidos; o navizas (hoja del nabo) en lugar de grelos si no es la época)

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *