Se vende…

Las carreteras del país siempre fueron un buen escaparate para la venta de cualquier tipo de producto, aunque a veces la publicidad era tan sencilla que no todo el mundo podía entender el mensaje.

En 1976 marché a Madrid a estudiar periodismo y recuerdo como por Castilla adelante en cada roca o muro pegado a la carretera se podía leer un rótulo entonces misterioso para mí: “Lea Tría”. Un día quise leer Tría y no fui capaz de encontrarla por ningún lado. Pasados los años fui director de esta revista agraria, sucediendo en el cargo a su fundador y primer propietario, Leandro de la Vega, que me contó como un verano anduvo media España con un troquel y un bote de pintura estampando aquellos rótulos en los lugares más insospechados. También contó de las muchas multas que tuvo que pagar por su acción.

Además del anuncio de Tría, llamaba la atención a todos los viajeros de la carretera N-6 un enorme rótulo de Cynar que ocupaba toda la falda de una colina rematada con las ruinas de un viejo castillo.

Después llegó aquella explosión de enormes carteles publicitarios, que acabaron siendo prohibidos quedando únicamente los toros de Osborne, eso sí, sin marcas comerciales.

Los carteles manuscritos, de los que muestro uno fotografiado esta misma semana en Herbón (Padrón, A Coruña), nunca desaparecieron. Quedan también los rastros de aquel anuncio de Fontenova que ocupaba el lateral de una vieja casa en la carretera Padrón-Santiago, o el de las cervezas El León, fotografiado hace unos días cerca de Chantada (Lugo).

Un comentario sobre “Se vende…

  • el 02 de enero de 2011 a las 13:59 01Sun, 02 Jan 2011 13:59:08 +000008.
    Permalink

    Llevo desde pequeño intentando saber qué era eso de “Lea Tría” que encontraba pintado en muchas carreteras de Asturias; yo pensaba que era algún rollo político y mira por dónde… Muchas gracias!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *