Pulpo cocido al vacío, el secreto de Antonio Botana

Polbo-baixa-temperaturaCaldeirada-de-polboRonner, sifón, paco jet, gastrovac… un sinfín de aparatos, muchas veces procedentes de los laboratorios de física, química o farmacia, inundaron las cocinas de los restaurantes modernos en las últimas décadas, facilitando de manera sustancial el trabajo de los cocineros y, a veces, convirtiéndose en los verdaderos protagonistas de su trabajo. Pasa en ocasiones que algunos cocineros sustituyen la imaginación, la creatividad y el trabajo por las nuevas tecnologías y buscan más epatar al comensal que darle de comer bien.

Pero en la mayor parte de los casos los nuevos aparatos, a parte de facilitar el trabajo en la cocina, dan unos resultados excepcionales que el cliente aprecia de inmediato en el plato. Ayer mismo tuve ocasión de comprobar uno de estos casos, en el taller sobre pulpo que ofreció Antonio Botana, del restaurante Pandemonium de Cambados en el ciclo “Santiago de Compostela. Repetirás”.

Botana cuece el pulpo en la ronner, envasado al vacío: 100 minutos a 95 grados de temperatura. Únicamente se preocupa de que en cada bolsa vayan piezas homogéneas en su tamaño, es decir, la parte gorda de los brazos del pulpo, sin las puntas ni la cabeza.

El resultado es espectacular. En primer lugar por el aspecto externo del pulpo, que se ve claramente en las fotografías que acompañan. Un aspecto terso y gelatinoso al tiempo, muy atractivo para el comensal, y no debemos olvidar que con los ojos también se come. La textura también es diferente a la del pulpo de cocción tradicional, uniforme, firme pero no dura. Pero donde más se nota la manera de cocción es en el sabor. Parece que la cocción por el sistema de Antonio Botana concentra todos los sabores en cada bocado de pulpo. Yo comí ayer ese pulpo tal como sale de la bolsa: sin sal, sin aceite o aderezos de otro tipo. Sencillamente espectacular, no necesita nada más.

Con este pulpo, Botana prepara sus platos de pulpo. En primero lugar explicó la estrella de su restaurante, el pulpo cocido a baja temperatura con gelatina de su cocción y aire de pimentón de la Vera. Con el caldo de cocción del pulpo y unas verduras tostadas en el horno prepara una gelatina caliente, con el añadido de agar-agar, que en contacto con el frío del plato solidifica en muy poco tiempo. Encima un buen trozo de pulpo y encima un aire de pimentón de la Vera, una mezcla de caldo de cocer el pulpo y pimentón dulce, cocido a baja temperatura, a lo que añade lecitina de soja para formar el aire. Resulta un auténtico pulpo á feira con el sabor del pulpo potenciado y una presentación impresionante.

Le siguió la “Eucaristía del pulpo”, un plato en el que trabaja Botana en la actualidad antes de incorporarlo a la carta de su restaurante. Pulpo cocido al vacío, secado en el horno y cortado en láminas muy finas que se pasan por harina de maíz y se fríen en aceite de oliva. Se sirven acompañadas de una reducción de vino tinto con azúcar, servido en una copa con el sifón, para que los comensales tomen un trozo de pulpo y lo mojen en el vino antes de comerlo.

Remató el taller con una caldeirada. Se prepara el sofrito propio de una caldeirada, con cebolla, ajo y pimiento, se añaden las cabezas y las puntas de los lomos del pulpo y, cuando está todo cocido, se escurre y se conserva el caldo, en el que se cuecen unas patatas, también a baja temperatura. Terminada la cocción solo queda emplatar: en el fondo del plato se ponen las patatas cortadas en ruedas, encima de cada una un trozo de pulpo y, ya en la mesa, se sirve el caldo de la caldeirada con una jarra. Espectacular.

El asunto del envasado al vacío no me preocupa, ya que en cualquiera carnicería o supermercado tienen la máquina necesaria para hacerlo. Ahora habrá que buscar un sistema doméstico para cocer a baja temperatura, ya que la ronner supera los 1.000 euros y seguro que no entra en el presupuesto de los Reyes Magos.

5 comentarios sobre “Pulpo cocido al vacío, el secreto de Antonio Botana

  • el 01 de agosto de 2010 a las 15:58 03Sun, 01 Aug 2010 15:58:26 +000026.
    Permalink

    no me imagino yo sacándole a mi carnicero las bolsitas para que me las envase al vació. Con un par. Tengo que aumentar mi porcentaje ,,jetuno,, pero ya, porque no me quiero perder esto…aunque no tengo la ronner y mis reyes no se van a estirar así ni de casualidad.Quizá un envasado al vacio y luego una cocción a baja temperatura podría ser lo más parecido y factible en casa? Me imagino que un minimo de dos horas de cocción, qué opinas?
    gracias por la info

    Respuesta
  • el 02 de agosto de 2010 a las 11:03 11Mon, 02 Aug 2010 11:03:58 +000058.
    Permalink

    astrid, hay muchos sitios donde envasan los alimentos al vacío, naturalmente pagando el servicio. Al menos eso sucede en mi entorno.
    En cuanto a la cocción a baja temperatura en casa, supongo que sería cuestión de hacer pruebas.

    Respuesta
  • el 04 de agosto de 2010 a las 00:24 12Wed, 04 Aug 2010 00:24:51 +000051.
    Permalink

    hola, yo tengo la roner casera, se trata de una estirilizadora de conservas de lidl, que por 49 Euros cuece entre temperaturas de 20 y 100 grados y hace las funciones de roner, lo unico que le falta es que remueva el agua

    Respuesta
  • el 28 de febrero de 2014 a las 19:59 07Fri, 28 Feb 2014 19:59:57 +000057.
    Permalink

    Yo tengo un sous vide para casa de Polyscience y para un volumen doméstico de trabajo está más que bien. Me lo regalaron, pero creo que ronda los 600 dólares. Se llama inmersión circulator. Yo estoy contento.

    Respuesta
  • el 27 de octubre de 2016 a las 18:35 06Thu, 27 Oct 2016 18:35:04 +000004.
    Permalink

    En Amazon podeis ahora comprar pequeños roner por unos 100€ el mio es uno aleman de noventaitantos € Onecomcept, va fenomenal cuenta con escala de temperatura y timer hasta 24 horas
    con las carnes hace maravillas y ahora probare con el pulpo, congelandolo antes y asi rompo las fibras, pero creo que la concentracion de aromas lo realzara y sera genial solo tendre que ir calculando los tiempos segun su grosor.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *