Marcas de calidad para el mar gallego

Preparense a encontrar en su pescadería dos marcas de calidad que identificarán los productos gallegos del mar y que en estos días están siendo presentadas en las diferentes ferias de la pesca y gastronómicas que tienen lugar por Galicia adelante: “PescadeRias” y “Pulpo de las Rías”, la primera impulsada directamente por la Consellería de Pesca e Asuntos Marítimos de la Xunta de Galicia y la segunda dependiente de la Cofradía de Pescadores San Martiño de Bueu, con apoyo de la administración autonómica.

No vienen mal ambas iniciativas, y más en un sector como el del pescado en el que el fraude está a la orden del día a causa de los pocos controles que se realizan y la dificultad añadida de que se trata de productos que se venden mayoritariamente a granel. Sin duda lo de los productos del mar es el sector más primitivo del mundo de la alimentación: el hombre abandonó hace siglos la recolección y la caza como abastecedores fundamentales de su alimentación, pero sigue siendo pescador.

Tengo yo la sensación de que las irregularidades en el comercio del pescado y mariscos depende más del punto final de venta que del sector extractivo. Yo incluso he encontrado, en centros comerciales de mucha reputación, almejas procedentes de Tarragona que se anunciaban cómo gallegas, por poner un ejemplo. Las tales almejas tenían un aspecto fenomenal y seguramente sería muy buenas, pero no eran gallegas, tal como aseguraban los carteles. Eso es fraude.

Las dos nuevas marcas de calidad pretenden poner un poco de orden en el mercado, partiendo del origen, las lonjas a través de las cuales el pescado entra en los circuitos comerciales. Se conseguirá el éxito si consiguen que la identificación de los productos llegue hasta el consumidor evitando que por el camino se produzcan manipulaciones indebidas.

En esencia, tanto la marca “PescadeRias” como “Pulpo de las Rías” llevan la misma dirección: garantizar que los productos acogidos a ellas fueron capturados de manera artesanal en las costas gallegas y proceden exclusivamente de la pesca extractiva, excluyendo tanto los producidos en instalaciones de acuicultura como los engordados en esas mismas instalaciones y los procedentes de mares alejados de Galicia, aunque sean capturados por la flota gallega de altura.

“Pulpo de las Rías” va a amparar el pulpo capturado por la flota artesanal en las Rías Baixas, identificando individualmente cada pulpo, mientras que “PescadeRias” será aplicable a pescados, algas y mariscos capturados en las aguas continentales gallegas, es decir, en la costa que va de la desembocadura del Eo a la del Miño, por barcos que salen y entran diariamente del puerto y emplean artes de pesca selectivas. Se trata, en definitiva, de identificar los pescados gallegos del día.

Los consumidores tenemos derecho a saber si las sardinas que compramos en la plaza o en el supermercado proceden de aguas gallegas, de Portugal, de Asturias o de cualquier otro sitio. Si nos venden almejas procedentes de Cataluña diciéndonos que son gallegas es como si nosotros le pagamos a la pescadera con un billete falso: parece bueno, pero no lo es.

© Miguel Vila Pernas (Publicado en El Progreso o 20-10-2007)

Un comentario sobre “Marcas de calidad para el mar gallego”

  • el 22 de octubre de 2007 a las 11:46 11Mon, 22 Oct 2007 11:46:19 +000019.
    Permalink

    Hola Miguel:

    Me ha gustado tu artículo, es muy interesante.
    Creo que ya he resuelto lo de la página, confirmamelo y dime si lo hice bien.

    Gracias.

    Elena

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *