Cuando entra el otoño

Cuando entra el otoño (1954)
Álvaro Cunqueiro
En “Viajes y Yantares por Galicia”

Un canónigo de Mondoñedo, hombre muy puntual y abundante en sus yantares, me dice qué prefiero de postre, si voy de convidado y me ofrecen o colineta o requesón. “Si voy de convidado y hay colineta y requesón -le contesto- me darán de las dos cosas”. “Ah – me responde él- entonces no hay dilema!…” No, no hay dilema para un apetito generoso. ¿Que Dios nos conserve a los gallegos!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *