Raya a la avellana

Cuézanse en caldo corto dos alas de raya con un polvillo de pimienta y bien sazonadas. Separada la raya del caldo pónganse en una cacerola, viértase sobre ellas una salsa echa con manteca, avellanas machacadas, una ó dos cucharadas de vinagre al estragón y el hígado de la raya blanqueado.

Luego que haya hervido durante uno ó dos minutos, sírvase.Agenda culinaria para 1904. Libro de la compra con minutas y recetas para cada uno de los días del año. Por la Duquesa Laura. Librería editorial de Bailly-Bailliere e hijos. Madrid, 1904.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *