Cónclave astur-galaico en A Estación

[lang_gl]Semellaba un conclave no que non se elixía nada. Relaxados despois de servir a comida, uns, e de comer, outros, na cabeceira da mesa xuntábanse Nacho Manzano, Pepe Solla, Xosé Cannas, Rafa Centeno, Xoán Crujeiras e Xavier Olleros. So faltaba Beatriz Sotelo, que despois de cociñar marchara a dar clase a futuros cociñeiros. O único que ía de branco, coa súa chaquetiña de chef, era o homenaxeado do día, Nacho Manzano, que acababa de recibir o premio Chef Millesime antes da comida que tivo lugar en A Estación.

Foi todo un cumio astur-galaico, cousa que se ve con pouca frecuencia malia tratarse de comunidades veciñas, non so no xeográfico senón no culinario porque, en definitiva, as cociñas galega e asturiana comparten as mesmas bases e teñen moi máis de común que de diferenza.

Un cumio que debería repetirse con máis frecuencia porque buscar sinerxías cos nosos veciños so pode ser positivo para todos. Polo momento Manzano xa expresou o seu desexo de que a cousa se repita o ano próximo, pero á inversa: celebración en Asturias cun cociñeiro galego como premiado. Solla xa ten o premio dende 2012, terá que ser outro.[/lang_gl][lang_es]Parecía un cónclave en el que no se elegía nada. Relajados después de servir la comida, unos, y de comer, otros, en la cabecera de la mesa se juntaban Nacho Manzano, Pepe Solla, Xosé Cannas, Rafa Centeno, Juán Crujeiras y Javier Olleros. Solo faltaba Beatriz Sotelo, que después de cocinar había marchado a dar clase a futuros cocineros. El único que iba de blanco, con su chaquetilla de chef, era el homenajeado del día, Nacho Manzano, que acababa de recibir el premio Chef Millesime antes de la comida que tuvo lugar en A Estación.

Fue toda una cumbre astur-galaico, cosa que se ve con poca frecuencia a pesar de tratarse de comunidades vecinas, no solo en el geográfico sino en lo culinario porque, en definitiva, las cocinas gallega y asturiana comparten las mismas bases y tienen mucho más de común que de diferencia.

Una cumbre que debería repetirse con más frecuencia porque buscar sinergias con nuestros vecinos solo puede ser positivo para todos. Por el momento Manzano ya expresó su deseo de que la cosa se repita el año próximo, pero a la inversa: celebración en Asturias con un cocinero gallego cómo premiado. Solla ya tiene el premio desde 2012, tendrá que ser otro.[/lang_es]

You may also like...

One comment

  1. Hola, aquí al habla una medio gallega que está enamorada de Asturias y de Galicia y que cada año tiene el privilegio y el dilema de si elegir una u otra para las vacaciones. Ay qué bien se come por ahí, qué pan, qué todo..!
    Me gusta mucho tu blog, Miguel, siempre veo cosas muy interesantes, gracias, un beso!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *