Investigadores gallegos encontraron una variedad de pimientos de Padrón exclusivamente dulces. ¿Y a quien le interesa que no pique ninguno?

La gracia de los pimientos de Padrón es que unos piquen y otros no, como habla el dicho. Si en el plato no hay ningún picante la cosa ya no tiene tanta gracia. También es cierto que si todos pican a rabiar no son lo mejor que hay, aunque es bastante habitual que los rabiosos sean los procedentes de fuera de la zona de producción de la futura denominación de origen Pimiento de Herbón.

Así que no veo el porque de la investigación realizada por técnicos de Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo y el Centro de Formación y Experimentación Agraria de Salceda de Caselas, dependientes de la consejería de Medio Rural de la Xunta de Galicia, que llevó al hallazgo de una variedad que no pica, la Entenza. Lo cierto es que para eso ya estaban los pimientos de O Couto.

¿No habría sido mejor buscar una variedad en que los picantes no sean rabiosos?

Cuentan que también buscan pimientos de Mougán que no piquen, cuando la gracia de los mismos es saber que hasta un cierto momento no pica ninguno y a partir de cierto estadío pican todos.

En el momento actual pienso que los productores de pimientos de Herbón tienen problemas mucho más graves que el de los picantes, que ellos conocen bien y pueden seleccionar. La presencia masiva de pimientos de la variedad Padrón procedentes de otras zonas de Galicia, fundamentalmente del Salnés, y de fuera de nuestra tierra (Almería, Murcia, Marruecos…) es un gran problema para Herbón, lo mismo que la enorme diferencia de precios entre unos y otros: esta mañana en la plaza de abastos de Santiago de Compostela los legítimos pimientos de Herbón estaban a 2,50 euros la bolsa (aproximadamente 400 gramos), mientras en cualquier supermercado se pueden encontrar imitaciones desde 90 céntimos.

Lo primero que necesitan los pimenteros de Herbón es un trabajo que demuestre que vale la pena rascar un poco el bolsillo y comprar los suyos, porque en los tiempos de crisis que corren…

ACTUALIZACIÓN (6-08-08, 08:39 horas): No he vuelto a Galicia Gastronómica. Todo se reduce a una coincidencia, aunque yo lo vi primero (este post se publicó el 5-08-08 a las 16:33 horas)